Pequín esconde cadáver de obispo muerto en la prisión

 

 

CHINA - Don Cosme Shi EnxiangEs muy “peligroso” y causa mucha “preocupación”, comentan los católicos de Hebei. 

Ellos se refieren a las artimañas de Pequín con el cuerpo de Don Cosme Shi Enxiang, dado como muerto el 30 de enero de 2015, escribe el Padre Bernardo Cervellera, especialista en asuntos chinos. 

Los parientes esperan la devolución del cadáver, o por lo menos las cenizas del obispo, que desapareció el 13 de abril de 2001, cuando fue llevado por la policía. 

Don Cosme, de 93 años, es un obispo llamado “subterráneo” (prohibido por el régimen comunista) de Yixian, provincia de Hebei. Fue llevado en un Viernes Santo a un lugar desconocido, sin proceso y sin ser acusado. 

Los parientes pidieron en vano durante años noticias a la policía, hasta que un empleado público de Baoding (Shizhuang) comunicó que el prelado estaba muerto. 

CHINA - Don Juan Gao KexianLa noticia recorrió toda China y los católicos hablan de él como de un “mártir”, o de un “santo”, que pasó más de la mitad de su vida en prisiones y campos de concentración, por causa de su fidelidad a la Fe y a Roma. 

Debido a su avanzada edad, Don Cosme puede haber muerto por causa de las condiciones de insalubridad o de torturas. 

Los católicos de Yixian estaban organizando los funerales, de los cuales participarían millares de personas. 

Pero la perspectiva del multitudinario entierro asustó al régimen comunista. La prefectura dijo entonces que el funcionario que filtró la noticia debía está borracho, o que no entendió la pregunta que le hicieron o las palabras que pronunció. 

Anteriormente, a otros obispos de los llamados “subterráneos” porque no son aceptados por el comunismo, les pasó lo mismo que a Don Cosme. 

En 2005, Don Juan Gao Kexian, obispo de Yantai (Shandong) murió en manos de la policía, después de cinco años de prisión. Los partientes no pudieron encomendar la autopsia, porque el         cuerpo fue cremado en seguida y sepultado, sin conocimiento de la familia. 

En 2007, Don Juan Han Dingxian, obispo de Yongnian (Hebei), murió después de dos años de aislamiento en cárcel policial. El cuerpo fue cremado y enterrado sin ceremonia religiosa. 

Don Liu Difen, obispo resistente de Anguo (Hebei), murió en un hospital en 1992. Estaba preso y la policía avisó a los familiares para que lo fuesen a visitar, pues estaba “muy enfermo”. En seguida de la visita, el obispo apareció muerto. Según los parientes, en el cuerpo del prelado había dos agujeros en los cuales se podía poner un dedo, señal de que había sido torturado. 

Don Giuseppe Fan Xueyan, obispo de Baoding (Hebei), fue preso durante algunos meses en 1992. La policía comunista devolvió el cadáver, abandonándolo envuelto en una bolsa de plástico en la puerta de una casa de parientes. 

El cuerpo presentaba señales de tortura en el pescuezo (tal vez haya sido ahorcado con un alambre) y varios grandes hematomas en el pecho, en la frente y en las piernas. 

Don Fan había pasado casi 30 años en la prisión por rehusarse a adherir a la llamada Aasociación Patriótica, autarquía burocrática comunista que mantiene relaciones con la Teología de la Liberación y con la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil. Millares de fieles fueron al funeral, a pesar de la intimidación de muchos soldados. 

El día anterior a la muerte de Don Cosme, apareció en Baoding el “número cuatro” del Politburó comunista, Yu Zhengsheng. Había ido a inspeccionar la “situación de las religiones”, según la agencia oficial de informaciones Xinhua. 

Fue la primera vez que un personaje comunista tan graduado fue visto en la pequeña Baoding. 

Según los fieles, todo indica que la cúpula del Partido Comunista está preocupada con los choques sociales que podrían suceder cuando fuere anunciada la muerte del venerado Obispo. 

El régimen teme sobre todo la publicidad del caso en el exterior, en el preciso momento que en que pretende bancar de “moralizador” ante la corrupción en medio de escándalos de los miembros del partido. 

CHINA - Don Pedro Fan XueyanLa entrega del cuerpo o de sus cenizas implicaría en reconocer, por primera vez en 14 años, que el régimen comunista secuestró y mató al heroico prelado, después de años diciendo que no sabía nada de él. 

Don Cosme Shi Enxiang nació el 17 de abril de 1922 en Shizhuang (Hebei). Ordenado sacerdote en 1947, fue preso por primera vez en 1954, por no hacer caso a las exigencias de apostasía hechas por Mao Tsé-Tung, y por su fidelidad a Roma. 

En 1957 fue condenado a trabajos forzados, primero en le gélida región de Heilonjiang y después en las minas de carbón de Shanxi. 

Fue liberado en 1980, y recomenzó su apostolado. En 1982 fue consagrado obispo secretamente por Don Zhou Fangji. En 1987 fue puesto en prisión domiciliar. 

En 1989, después de la masacre de la Plaza Tiananmen, los obispos llamados “clandestinos” (fieles a Roma) fueron todos presos, junto con muchos sacerdotes. 

En pocas semanas, 5 obispos y 14 sacerdotes “desaparecieron” en las cárceles, siendo libertados solamente en 1993, después de una campaña internacional de denuncias. 

Don Cosme fue nuevamente preso el 13 de abril de 2001, no se sabiendo desde entonces nada más sobre él, hasta la dolorosa noticia reciente de su muerte. 

Un fiel de Yixian dijo a la agencia AsiaNews: “Nosotros sólo queremos su cuerpo o sus cenizas para dar digna sepultura a este mártir de la fe”, que pasó 54 años (más de la mitad de su vida) en prisión. 

En el Vaticano, la Ostpolitik (política vaticana de aproximación con los regímenes comunistas) tampoco parece saber nada al respecto del heroico prelado católico chino. 

Para ver las noticias completas clique en los números (1) (2).

URUGUAY - BLOG - Rectangulo despues de las materias - 4

Sugiera a otras personas que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy 

   Contáctenos  

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *