Hoy, como ayer, la Ostpolitik vaticana corteja a Moscú – (I)

CUBA - Koch con KirillLa declaración firmada en el aeropuerto de La Habana por el Papa Francisco y por el patriarca moscovita Kirill, el 12 de febrero último, vino a chocar con el sentimiento de millones de católicos en todo el mundo, registró el vaticanista Sandro Magister.

De modo especial en Ucrania y en la comunidad de rito greco católico de origen ucraniana – dispersa por el mundo después de la feroces persecuciones comunistas – que cuenta con cerca de 15 millones de fieles católicos. En esas persecuciones, el denominado patriarcado de Moscú tuvo parte activa y terminó siento el gran beneficiado.

El arzobispo mayor del rito grecocatólico, Mons. Sviatoslav Shevchuk, sintetizó:

«Muchos entraron en contacto conmigo y me dijeron que se sienten traicionados por el Vaticano, decepcionados por la característica de media verdad de ese documento, que llega como un apoyo indirecto de la Santa Sede a la agresión rusa contra Ucrania«.

Conferir en el portal web oficial de la Iglesia grecocatólica: «Dos mundos paralelos». (En inglés).

Pero el líder del más numeroso rito oriental católico no estuvo aislado en su severa crítica a la línea filo-rusa de la Santa Sede.

CUBA - Obispos hungarosEl nuevo Nuncio Apostólico en Ucrania, arzobispo Claudio Gugerotti, en el cargo desde el mes de noviembre, pidió a los fieles que se olviden del acto que les hace recordar el beso de Judas a Cristo.

Conferir: El Nuncio en Ucrania sobre el documento de Francisco y Kirill: «Es para ollvidar». (En inglés).

El 15 de febrero, Myroslav Marinovych, vice rector de la Universidad Católica de Lviv,
cofundador de la Amnistía Internacional Ucrania, miembro fundador del Ukrainian Helsinki Group y ex prisionero político, escribió con el vocabulario de quien padeció al vivo el fruto de la complicidad entre el gobierno de Moscú y el patriarcado de Moscú.

Conferir: Una reunión histórica con consecuencias también históricas. (En inglés).

Extractos de la entrevista dada por Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk,
jefe del rito grecocatólico ucraniano («uniata»).

Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, cabeza de la Iglesia grecocatólica ucraniana, abordó con gran respeto filial el gesto del Papa Francisco. Pero él lo hizo siguiendo el ejemplo de San Pablo, que se resistió a San Pedro mostrándole las verdades con firmeza y espíritu de verdad (Gálatas, 2-11).

San Pedro acertó el paso con el Apóstol de las Gentes y no se sintió disminuido ni ofendido. Es de desearse que el Papa Francisco reaccione de modo análogo, inspirado en aquél de quien es sucesor.

CUBA - Mons. SviatoslavDon Sviatoslav resaltó, al comienzo:

«Baseándonos en nuestra experiencia madurada a lo largo de muchos años, podemos decir que cuando el Vaticano y Moscú organizan encuentros o firman textos conjuntos, es difícil esperar algo bueno».

Y comentando la posición de los dos, dijo: «La intervención del patriarca de Moscú no tuvo nada que ver con el Espíritu Santo, la teología o las cuestiones religiosas actuales. El acento fue puesto en expresiones solemnes sobre `el destino del mundo´ y en el aeropuerto como ambiente neutro, o sea, no eclesial».

Al respecto del texto de la declaración firmada, el alto prelado ucraniano observó que «los puntos que conciernen en general a Ucrania, y en especial a la Iglesia grecocatólica ucraniana, levantan más interrogaciones que respuestas».

El arzobispo mayor de Kiev explicó que oficialmente el documento fue elaborado por el metropolita ruso Hilarion Alfeyev y por el Cardenal Koch, presidente del Concejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, encargado del ecumenismo.

«Es difícil imaginar un equipo más débil que el [católico] que redactó ese texto», explicó Don Sviatoslav. Pues el texto no es de naturaleza teológica, sino política, envolviendo la agresión rusa en Ucrania y la política internacional.

Don Sviatoslav manifestó también su espanto ante el hecho de que, siendo él miembro de dicho Concejo, no haber sido convidado a manifestarse, dejando a los católico ucranianos sin voz en una cuestión que les concierne a fondo.

Interrogado sobre el párrafo 25, uno de los que causaran más consternación en el mundo católico, el arzobispo respondió:

«Parece que ellos [los cismáticos rusos] ya no contestan nuestro derecho de existir. Pero, en realidad, no estamos obligados a pedir permiso a nadie para existir y actuar’.

El líder de la jerarquía grecocatólica apuntó una contradicción que, para el simple lector, hace pensar en una trampa hipócrita del patriarcado de Moscú.

Una declaración conocida como de Balamand, de 1993, venía siendo utilizada por el metropolita Hilarion «para negar nuestro derecho de existir, pero ahora es utilizada para afirmarlo.

«Insistiendo en el rechazo del ùniatismo´ como método de unión entre las iglesias, Moscú siempre pidió al Vaticano la prohibición virtual de nuestra existencia y la limitación de nuestras actividades.

«Ese requisito fue siempre impuesto como una condición, en términos de ultimatum, para un posible encuentro del Papa con el patriarca».

Para ver la noticia completa clique aquí.

URUGUAY - BLOG - Rectangulo despues de las materias - 3

Sugiera a otras personas que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *