Patriarca Cirilo de Moscú: ¿líder religioso o de la nueva/vieja KGB?

Cirilo 3Cirilo, patriarca de Moscú, era una de las figuras rusas menos conocidas en Occidente hasta que su imagen se difundió a partir del encuentro con el Papa Francisco I, en La Habana, Cuba.

Las pomposas vestimentas religiosas de ese jefe cismático prolongan la época gloriosa en que Constantinopla, de quien las hereda, era unida a la Iglesia Católica y practicaba el magnífico rito concebido esencialmente por San Juan Crisóstomo.

Nada de esa admirable liturgia y de las costumbres eclesiásticas conexas fue concebido por el cisma, dicho ortodoxo, en su versión griega o rusa, o aún en las muchas otras que hubo y hay.

El Patriarcado de Moscú no pasó de una invención política de los zares que aprovecharon la venalidad del clero cismático.

Ese permaneció vilmente sometido al poder temporal, ya en los idos tiempos del cisma de Constantinopla, como mostró el historiador Roberto de Mattei.

Cirilo continúa esa pésima costumbre.

En él hay mucho más que un obediente instrumento del poder político supremo, hoy en la manos de Putin.

En los medios de comunicación occidentales – por lo demás, sistemáticamente vueltos contra la pompa y la jerarquía de la Iglesia Católica – él es presentado como un gigante de la religión y fotografiado con todo el esplendor de la vestimenta usurpada.

Pero, ¿quién es realmente Cirilo de Moscú?

La radio alemana Deustche Welle suministró esclarecedores datos sobre el ambiguo personaje que califica de «amigo de Putin inclinado al lujo», características no precisamente religiosas.

Según la  Deutsche Welle, Cirilo hace eco marcadamente a las instrucciones del Kremlin dictadas por los intereses políticos del momento.

Él predica contra la disolución de la familia en Occidente, nunca contra la catastrófica situación en que se encuentra en Rusia. Contra el aborto en Occidente, nunca contra el aborto que está contribuyendo poderosamente para la disminución de la población rusa.

Exhorta a los parlamentarios rusos a restaurar los valores de Lenin y Stalin, y gana como recompensa un caza bombardero SU-25, y no esconde su visceral proximidad con el presidente Putin de quien fue colega en le siniestra KGB.

No es para admirarse que el patriarca y Putin rijan lado a lado el Estado y sus ciudadanos, observó la Deustche Welle, pues, a pesar de que el Estado ruso es ateo, materialista y perfectamente amoral, Cirilo, el patriarca KGB de Moscú, preside un conjunto de clérigos que goza contradictoriamente el estatus de religión oficial del régimen.

Cirilo 1Pero, para muchos fieles ortodoxos rusos, su líder religioso es un hombre de muchas contradicciones, registra la Deutsche Welle. Muchos rusos desconfían de él y sienten profunda repugnancia por su pasado colaboracionista en la era soviética.

Cirilo y Putin protagonizaron la metamorfosis que en un movimiento de boomerang salió de la URSS, hizo un breve vuelo liberal y volvió a la «URSS 2.0», o «Nueva Rusia».

«El patriarca y el presidente vienen de San Petersburgo, antes Leningrado. En la década de 1970, Putin conoció allí el servicio secreto KGB.  Cirilo – en la época en que era el seminarista Vladimir Gundyaev – se aproximó de la ortodoxia rusa», cuenta la radio alemana.

Fue en la unidad de la KGB de Leningrado donde se generó la amistad entre los dos.

Cirilo recibió una misión diferente. Y una mano como que desconocida lo favoreció. Hizo carrera eclesiástica y se tornó rector del Seminario de Leningrado. A los 31 años fue nombrado arzobispo.

Él supo besar la mano del metropolita Nikodim, que intentaba crear puentes con los Papas de Roma, y llegó a ser su secretario particular.

En su meteórica ascensión, el propio Cirilo, antes de ser patriarca, estuvo con los Papas varias veces. La última de ellas en diciembre de 2007, fue con Benedicto XVI.

La TV rusa transmitió la escena del pontífice bendiciendo a los rusos y Cirilo besando la mano del Papa. En Rusia, el encuentro en la capital cubana interesó a pocos.

La reputación del patriarca está manchada desde larga fecha por escándalos asociados al estilo de vida que le es generalmente reconocido y su habilidad para negocios, ni siempre legales.

A veces, usuarios descubren en la internet fotos en las cuales el patriarca aparece usando un reloj suizo marca Breguet, que cuesta 30.000 euros.

Otras veces, corren rumores sobre los palacios de Cirilo en Pizunda, al sur de Rusia, y su mansión en Suiza.

Para distancias más cortas, el patriarca usa una Mercedes Benz Clase S blindada y, para distancias mayores, su avión a chorro particular, o un yate de varios millones de dólares que ya fue de Putin.

Cirilo 2Desde la década de 1990, el líder ortodoxo ruso viene siento mencionado en reportajes periodísticos sobre empresas comerciales dudosas. Las acusaciones de negocios ilegales son frecuentes, también contra Putin.

Saliendo de Cuba, de vuelta a Rusia, Cirilo pasó por Brasil, siendo recibido oficialmente en el Palacio de la Alborada por la presidenta Dilma Rousseff con la alegría de viejos colegas de la internacional comunista que vuelven a encontrarse.

Dilma y el patriarca tuvieron una reunión privada, abierta sólo para fotos.

Cirilo hizo aún una ceremonia en la capilla de Cristo Redentor, cedida por el cardenal de Rio de Janeiro don Orani Tempesta.

En el acto, el representante ruso repitió la cartilla que el Kremlin le confió. Él tomó aires de preocupación por la persecución de cristianos en el Oriente Medio y en África, y criticó el aborto, el divorcio y el «rechazo al concepto de matrimonio como unión entre hombre y mujer».

Embarcó en la Base Aérea del Galeón, en Rio de Janeiro, en donde había posado en el inmenso avión presidencial ruso Ilyushin Il-96 prestado por el «camarada» Putin.

Para ver las materias completas clique en los números (1) (2).

URUGUAY - BLOG - Rectangulo despues de las materias - 3

Convide a sus parientes y conocidos a que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *