Propuesta de Kirill al Vaticano: esposar a los greco-católicos bajo el poder ruso

RUSIA - Francisco con Kirill¿Qué pretende el patriarca Kirill con su maniobra de aproximación al Papa Francisco?

El súbito y «milagroso» gesto del líder moscovita – empujado de atrás y de arriba por su patrón Vladimir Putin – fue repentino demás para no dejar de levantar agudas preguntas, en seguida del desconcertante encuentro en La Habana.

¿Qué pasó en Moscú para endulzar tan repentinamente la beligerancia cismática contra Roma, vigente durante siglos?

El comentador nacionalista ruso Yegor Kholmogorov – conocido por sus posiciones afines con gestos ostensibles de Putin – presentó consideraciones mucho más próximas de los intereses del Kremlin, que fueron reproducidas por la agencia EuromaidanPress.

¿Qué quiere Kirill de Francisco?

Para Rusia, se trata de amortiguar el dinámico surto de catolicismo hostil al comunismo, y por lo tanto patrióticamente anti-ruso, que se verifica en la Europa Oriental, y muy especialmente en Ucrania.

RUSIA - Yegor KholmogorovSegún Kholmogorov, el Papa latinoamericano siente una consonancia profunda con el cisma ortodoxo en muchas cuestiones. Además, siempre según el comentarista, Francisco I no se importaría con los problemas doctrinarios, teológicos o sociales, como hacían sus predecesores.

De ese Papa así próximo, Moscú quiere obtener el alejamiento de los ucranianos de rito greco-católico, a los cuales se refiere con menosprecio como «uniatas».

Los greco-católicos ucranianos salieron de las catacumbas de la persecución soviética en 1991 y, desde entonces, vienen progresando velozmente en el país. Además, ellos atraen en número siempre creciente de fieles que hasta hace poco se decían «ortodoxos».

De hecho, la Iglesia Católica, y especialmente su rito greco-católico, fue la única que no se subyugó a la opresión comunista rusa. Y volvió a la luz aureolada con el prestigio de la resistencia genuina, religiosa y nacional, al invasor anticristiano y enemigo de la patria.

RUSIA - Iglesia catolicaStalin había confiscado todos los bienes católicos y asimilado dictatorialmente todas las iglesias cristianas al Patriarcado de Moscú. Ese Patriarcado funcionó interesadamente a la sombra de la dictadura marxista como un instrumento más de opresión.

Una vez terminada la opresión, la parte ucraniana de la iglesia ortodoxa dependiente del Patriarcado de Moscú literalmente explotó. Es difícil decir cuántos, cuáles y cuan grandes son sus fragmentos. Ni entre ellos consiguen contabilizarlos.

Lejos de esa licuefacción material, moral y religiosa del cisma ruso y de sus incontables subdivisiones igualmente cismáticas, los greco-católicos progresan velozmente, alentados por la gracia divina.

Entonces, no pudiendo oponer una propuesta religiosa sincera o creíble, Moscú quiere que el Vaticano ahogue a esos «uniatas», que amenazan conquistar las bases populares de Moscú y de aquellos que considera sus súbditos.

Pero los ucranianos católicos y patriotas ya pasaron por otras tal vez peores, . Bajo el soplo de la gracia divina emergieron victoriosos de la dictadura comunista-moscovita, y están determinados a permanecer fieles a su glorioso pasado patriótico e/o católico.

Para ver la materia completa clique aquí.

URUGUAY - BLOG - Rectangulo despues de las materias - 3

Convide a sus parientes y conocidos a que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *