Argentina está chocada por los gestos políticos del Papa Francisco – (1)

ARGENTINA - FI com Fidel CastroSe cuenta que Napoleón, desfilando cierta vez triunfalmente en París, tenía cerca a un diplomático extranjero, para el cual se habría vuelto y dicho: «¿Usted está viendo cuánto me ovacionan?

Y el diplomático le habría entonces respondido: «Sire, los hombres cobran los aplausos que dan».

Pocos años después Napoleón huía de París disfrazado de soldado austríaco, para no ser reconocido y linchado por los franceses cuyos hijos habían sido sacrificados en sus aventuras guerreras.

Hay paradojas que se repiten en la Historia. A fin de cuentas, la psicología humana es siempre la misma.

Hubo un momento en que el Papa Francisco parecía tener a Argentina rendida a sus pies, tan grande era la popularidad que le atribuía unánimemente el macrocapitalismo publicitario.

Hoy, tres años después, quien llega a Buenos Aires encuentra la opinión pública, especialmente la católica, cambiada a su respecto.

Testimonio de esa mudanza es el arzobispo Víctor M. Fernández, Rector de la Universidad Católica Argentina (UCA), tenido como ghost writer (redactor) de los principales documentos del Papa.

Según él, los argentinos hoy «interpretan cada uno de sus [del Papa Francisco] pequeños gestos pastorales y evangélicos de manera política, y arden en insultos e injurias.

ARGENTINA - Arzobispo V. Fernandez«A mí me dijeron en la calle con miradas de odio: `dígale a ese Papa que se calle la boca, porque está equivocándose mucho y mal; es un irresponsable´» (La Nación, 19/02/16).

También el arzobispo Macelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de Ciencias   Ciencias Sociales, que vive en Roma desde 1971, verificó análogo malestar en su país:

«Es un escándalo que no apoyen al Papa. (…) Es muy curioso que critiquen todo lo que hace, (…) sobre todo aquellos que se dicen católicos y de comunión diaria».

Ante la observación del periodista de  La Nación, de que parte de la sociedad argentina está convencida de que el Papa está próximo demás del kirchnerismo, el prelado insistió:

«Realmente, es un escándalo que no apoyen al Papa. No sólo eso, sino que sean contrarios, que no lo apoyen totalmente».

La mudanza no es de hoy, sino que venía sucediendo hacía tiempo, y de un modo, por lo que parece, irreversible.

Se venían multiplicando los gestos pastorales del Papa Francisco simpáticos a los políticos y líderes de movimientos sociales del socialismo bolivariano de Cristina Kirchner.

Pero la presión contenida estalló en 2018.

Alfredo Leuco, periodista que milita en la izquierda y no declara su religión, redactó un editorial sobre la causa del problema:

«Tengo profunda admiración por el Papa Francisco. Es quien está realizando más transformaciones revolucionarias en todo el planeta. Lo que yo critico es su relación con personajes argentinos que son nefastos, corruptos, y que ensucian su investidura y su mensaje porque representan todo lo que es contrario a lo que él predica.

«Comprendo su simpatía por los regímenes populistas de la región, inclusiva el kirchnerismo, pero es un tiro en el pie, en las propias convicciones, que él reciba el afecto de dirigentes sindicales, sociales o políticos que son el símbolo de la corrupción, del enriquecimiento ilícito y del autoritarismo.

«El Papa en sus encuentros con Cristina pareció premiar esos comportamientos con sonrisas complacientes y con su silencio ante los perseguidos por el régimen de Cristina y de Hugo Chávez, por ejemplo. Aún no dijo una palabra sobre los presos políticos en Venezuela.

«Son realidades que no se pueden ocultar. El rosario bendito dado de regalo a Milagro Sala es un paso aún más inquietante y peligroso. Ella no es una luchadora social que está presa por eso, ella es la patrona del mal, está acusada de ser jefe de una asociación ilícita y extorsiva  y por eso pocos la defienden, inclusive en su propia tierra» (Siempre Noticias, 29/02/16).

La ascensión de Mauricio Macri a la presidencia de Argentina, llevado por una onda de descontento antibolivariano más que por méritos propios, desmoralizó al populismo lulo-chavista-kirchnerista en el continente.

El Pontífice mostró su disgusto político con la opción democrática del pueblo argentino: el Nuncio no compareció a la ceremonia de pose y el Papa no mandó ningún mensaje protocolar.

Fuente: Acontecendo na América Latina

Continuará en la próxima materia: «Argentina está chocada por los gestos políticos del Papa Francisco – (2)».

URUGUAY - BLOG - Rectangulo despues de las materias - 4

Sugiera a otras personas que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *