¿Será que escamotearán razones médicas contra la despenalización de la marihuana, así como hicieron cuando liberaron el aborto?

En víspera de que el Parlamento retome la consideración del proyecto de la marihuana, la diputada Verónica Alonso inició una campaña que desarrollará en varias instancias públicas con especialistas «para explicar los perjuicios que tiene este proyecto«, según indicó a Montevideo Portal.

La diputada se refirió a que se pretende «desdramatizar el consumo de marihuana sin advertir los riesgos.

Se refirió también al hecho de que la liberación de la droga por el Estado hace que la marihuana parezca más accesible y se baja la percepción de riesgo, lo que, a su vez, aumentael consumo«.

Y advirtió que «esa fue una de las cosas que dejaron bien marcadas las cátedras de toxicología, de farmacología, de medicina, de oncología y de psiquiatría. Todas dejaron constancia de su preocupación frente a un mensaje que naturaliza el consumo».

Refiriéndose a que afirman algunos que liberalizar la marihuana contrarresta el consumo de pasta base, la diputada afirmó que “eso fue rebatido ampliamente desde el punto de vista médico, científico y de la experiencia«, apuntó.

Asimismo levantó una pregunta sobre qué intereses hay atrás de la legalización de la comercialización de la marihuana.

Fuente: MontevideoPortal (Resumen – Negritos nuestros)

Comentarios de este blog:

Esas afirmaciones tienen paralelismo con lo que este blog subrayó al respecto de la ley del aborto, en que los parlamentares que la aprobaron ocultarondeslealmente – los graves traumas y problemas de salud que tienen las madres después de abortar.

¿Pretenderán aquí también, liberar el uso de la droga ignorando lo que dejaron claro cátedras de toxicología, de farmacología, de medicina, de oncología y de psiquiatría sobre que la baja percepción del riesgoaumenta el consumo?

Porque si – como hicieron en el caso del aborto – los que ahora propugnan la liberación de la marihuana, esconden informaciones que muestran las innúmeras malas consecuencias que va a producir, es evidente que hay algo atrás.

Y como se trata que querer imponer cosas perniciosas – que contradicenlo que piensa la inmensa mayoría de las personas y sobretodo contradicen la Ley de Dios – puede sospecharse que lo que hay atrás no sea nada bueno.

Por eso, es necesario estar atentos y llamar la atención de las personas sobre las intenciones – sospechosas – de esconder cosas graves para querer imponer lo que no aprobamos ni queremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *