“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (V)”

 

Continuación de materia anterior:
“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (IV)”

¿Continuadores de Lutero?

El Papa Francisco nombró a un pastor protestante argentino para editor de la versión española de “L’Osservatore Romano”. El cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, alabó la emisión de un sello postal vaticano conmemorativo de los 500 años de la rebelión de Lutero, porque si estuviese vivo habría reconocido al Vaticano II como “su propio Concilio”.

La “obispa” luterana Katherine Finegan fue “consagrada” por su secta en la catedral católica de Marquette, Michigan (EEUU), cuyo obispo, Mons. John Doerfler, elogió el “espíritu del Vaticano II”. Por su parte, un pastor evangélico pentecostal presidió la celebración de exequias en la basílica del Santísimo Crucifijo de la ciudad de Como, Italia.

En junio, en conmemoración por los 500 años de la sublevación herética de Lutero, se celebró por primera vez en España la liturgia luterano-católica, con la presencia del cardenal Ricardo

Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal. En Turín, bajo el pretexto de “hospitalidade eucarística”, se inició la “experiencia” de una “misa ecuménica”, en la cual todos los herejes y cismáticos presentes comulgan.

En la conmemoración del quinto centenario de la rebelión de Lutero en Wittenberg, el ícono central fue un deteriorado barco de refugiados que partió de Bengazi, en Libia. Este sería el símbolo del ecumenismo católico-protestante dirigido contra sus peores enemigos: los europeos, que no quieren perder sus raíces cristianas. “Las certezas ideológicas se rompieron” (125), comentó Benjamin Hasselhorn, curador de las exposiciones.

Sintomáticamente, en Wittenberg sólo el 6% de los luteranos dan importancia a su secta y menos del 2% participan de sus cultos. En la ciudad natal de Lutero, Eisleben, los tres templos existentes se encuentran tan vacíos que en uno de ellos no hay más cultos, mientras que en los demás los adeptos no pasan de 30 personas. La conmemoración de la revuelta del heresiarca es animada casi sólo por el “progresismo” católico, sin eco en los fieles. El absurdo de ese ecumenismo fue puesto de manifiesto por Mons. Anders Arborelius, Cardenal de Estocolmo, que reprobó el “compartir” de la Comunión entre católicos y luteranos en liturgias ecuménicas.

“El Papa que dividió la Iglesia Católica”

El pontificado del Papa Francisco, que entusiasmó a “progresistas”, grupos de izquierda y anticatólicos, continuó siendo ovacionado por la prensa. Pero el propio Papa percibió que está siendo abandonado por un número cada vez mayor de seguidores. En la víspera de Navidad, dijo que él podría “entrar a la historia como el Papa que dividió a la Iglesia Católica”, mientras que la Radio Vaticana bromeaba, comparándolo a Lutero.

Mons. Donald Wuerl, Cardenal arzobispo de Washington, defendió la tesis de que el Papa está cambiando el propio papado “y reformulando completamente la función de los obispos” em conexión con el Concilio Vaticano II. Las palabras-talismán de esa revolución son “colegialidad” y “sinodalidad”. El economista Jeffrey Sachs, uno de los mayores predicadores del inmoral control de la fecundidad de los carentes para eliminar la pobreza, alabó la encíclica Laudato Si y al Papa Francisco como “el líder moral más importante de la humanidad”.

En octubre, el Papa Francisco descartó la idea de la inmutabilidad de la religión y de la moral, porque ambas deben estar siempre “progresando”. Y el Padre Spadaro, S.J. glosó: “el Papa percibe que ahora no se puede hablar de una norma que está por encima de todo”. Hablando del “sacerdocio femenino”, el General de la Compañía de Jesús, el padre Arturo Sosa, defendió la orientación del actual pontificado en el sentido de que “la Iglesia del futuro necesitará tener una jerarquía diferente”, que incluiría “compañeros homosexuales”.“¿Quién soy yo para juzgar?” fue el “argumento” usado por el cardenal Gérald Lacroix, Arzobispo-primado de Canadá, para autorizar las exequias católicas a los que se suicidan por medio de la eutanasia. En Bélgica, los Hermanos de la Caridad practican la eutanasia en enfermos mentales y tratan las advertencias de la Santa Sede como juegos verbales de un interminable “diálogo”.

Vacío en torno al Papa Francisco

Para el vaticanista Sandro Magister, crece el desamor por el Papa Bergoglio hasta entre los obispos de América Latina. En Colombia, muchos obispos discrepaban del apoyo vaticano al “” en el referéndum por los acuerdos con las guerrillas de las FARC. En Bolivia, los obispos desaprueban su relación ostensiblemente amigable con el presidente socialista y “cocalero” Evo Morales. En Venezuela, el episcopado está herido, pues Maduro hace ostensivo uso de su amistad con el Papa para hundir al país en el comunismo y la miseria.

En la ocasión de la visita del Papa a Colombia, sacerdotes católicos y “muchísimos grupos de oración” del país lamentaron que sus declaraciones sobre la homosexualidad y la familia habían herido el magisterio de la Iglesia. “Si un homosexual viene a confesarse y le digo que está en pecado, él responde: el Papa dijo que no, ¿quién es Usted para juzgarme?”, explicó un sacerdote.

La Datafolha computó que de octubre de 2014 a diciembre de 2016 el catolicismo perdió al menos 9 millones de fieles en Brasil, o el 6% de los mayores de 16 años. En el fin del año, sólo el 50% de los brasileños se declaraban católicos. Según el Instituto Pew, las apostasías fueron determinadas por el deseo de una mayor conexión con Dios (77%) y por el rechazo del estilo de culto de la nueva iglesia (68%). El secretario general de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB), Mons. Leonardo Ulrich Steiner, se desinteresó de esos sorprendentes resultados, pues, según él, la CNBB no se interesa en “recuperar” las ovejas perdidas, sino en promover la “justicia social”. El filósofo Luis Felipe Pondé expuso lo mismo en otros términos: “La Iglesia se acercó al marxismo, pero se alejó del ama de casa”.

Cifras impresionantes salieron a la luz pública en julio, por parte de la Conferencia Episcopal alemana: en 2016, 162.093 fieles apostataron de la Iglesia – aumento del 10% con relación a 2015. Las primeras comuniones cayeron de 178.746 en 2015 a 176.297 en 2016; las confirmaciones, de 154.261 en 2015 a 149.796 en 2016. Y de los 13.856 sacerdotes existentes, sólo 8.786 estaban en servicio activo debido a la media de edad elevada. Sólo el 10,2% de los católicos asisten regularmente a la misa. Mons. Rudolf Voderholzer, Obispo de Regensburg, exclamó: “¡Cesemos de protestantizar a la Iglesia antes de que Ella se vacíe como la de los luteranos!

Él recordó que las propuestas episcopales con miras a “solucionar” la crisis apuntan a la abolición del celibato eclesiástico; a la instalación de la igualdad entre hombres y mujeres, incluido el sacerdocio femenino; al llamado “matrimonio” entre homosexuales y lesbianas; a dar la comunión a cualquiera. “¡Pero todo eso ya fue hecho por los luteranos y las estadísticas de ellos son peores que las de los católicos!”.

En España, hace 10 años que se viene cerrándose un monasterio por mes: los femeninos cayeron de 864 a 779, los masculinos de 38 a 35. De los existentes, dos tercios languidecen sin vocaciones. En Quebec, provincia canadiense y una de las regiones más católicas del mundo, la Iglesia cerró 72 templos en 2014; las parroquias disminuyeron de 257 en 1966 a 169 en 2013; los sacerdotes, que en 1966 sumaban 8.800 en todo el país, ahora son apenas 2.600, además de ser muy ancianos; la Misa, otrora asistida por el 90% de los católicos, hoy es frecuentada sólo por el 4% de ellos.

El cristianismo hoy es una religión en vías de extinción”, mientras el islamismo progresa velozmente. Hecho sintomático: en la iglesia de San Erasmo, en Venecia, el párroco fijó un cartel en la puerta diciendo que “la misa ha sido suspendida por falta de fieles”. Respondiendo a esas tendencias, el Papa Francisco predicó durante una misa en el hotel Santa Marta, que “es mejor ser ateo que católico hipócrita”.

Continua en materia posterior:
“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (V)”

Pulse en los links que siguen para ver cada una de las seis matérias

 

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (I)”

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal/

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (II)”

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal-ii/

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (III)”

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal-iii/

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (IV)”

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal-iv/

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (V)”

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal-v/

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (VI)”

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal-vi/

 

Fuente: catolicismo

Convide a sus parientes y conocidos a que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

 

Haga su comentario