2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (I)

 

El año del centenario de Fátima, en el que muchos ansiaban el triunfo de la Santísima Virgen, terminó justificando con mayor fuerza las razones de los castigos preanunciados en 1917, que culminarán en la victoria del Inmaculado Corazón de María

El año 2016 se cerró envuelto en situaciones que parecían imposibles de suceder, pero que sucedieron. En los Estados Unidos, después de desmentir todos los vaticinios mediáticos, el hombre símbolo del derechismo radical asumió la presidencia, pero su victoria fue manchada por el archi-enemigo ruso, que habría interferido en el proceso electoral.

La victoria de Donald Trump coronó, a nivel mundial, una sucesión de progresos de la llamada “extrema derecha” o de los “ultraconservadores”. La izquierda lloró la pérdida de su amado símbolo Fidel Castro y los récordes de impopularidad del presidente socialista francés François Hollande. En América Latina, mientras el dictador Nicolás Maduro se quedaba cada vez más aislado, frustrado y violento, sus más altos colaboradores brasileños y argentinos se sentaban

en incómodas sillas de los respectivos tribunales. En Chile, la socialista Michelle Bachelet batió récordes de impopularidad; en Ecuador, Rafael Correa ni volvió a presentarse como candidato; en Perú, la segunda vuelta quedó entre candidatos de la derecha; y en Bolivia, Evo Morales viajó a Cuba para tratarse, antes de ir al Brasil.

Trump anunciaba medidas diametralmente opuestas a las de su antecesor, como la de rehusar el Acuerdo ambientalista de París; de revertir la reforma de la salud, de Obama; de reforzar órganos y normas antiterroristas; de vetar inmigrantes islámicos y latinos; de cortar el favorecimiento económico de la China comunista; de restaurar el embargo de Cuba; de revocar el uso indiscriminado de baños por los transgéneros; de extinguir el Estado Islámico; de cortar fondos destinados al aborto y a la agenda LGBT; de sacar a los Estados Unidos de la UNESCO; de cortar los impuestos, y así sucesivamente.

En julio, el presidente estadounidense, en seguida de ordenar el macizo bombardeo de una base sirio‒rusa que abrigaba armas químicas, hizo en Varsovia su primer gran discurso de política internacional. Allí elogió la defensa de la civilización; recordó la épica resistencia católica polaca contra la invasión comunista de 1920 y en las décadas de la opresión soviética; convocó a todos a la defensa de la cultura, de la familia y de la fe. El Ministro de Defensa de Polonia subrayó que el discurso fue el reconocimiento de los valores de la civilización cristiana y occidental que “todos defenderemos, lado a lado”.

Múltiples rajaduras en los EE.UU.

Las divisiones en los Estados Unidos fueron exacerbadas por las izquierdas después de la investidura de Trump. La polémica sobre contactos de miembros de su equipo con agentes rusos degeneró en una confusión. Los Estados Unidos habían sido anestesiados por la mentira de que el “comunismo murió”, y las derechas más patrióticas quedaron embaradas con acusaciones de conexiones sospechosas con las redes secretas del Kremlin. La polémica degeneró en “guerra” abierta entre los medios de comunicación y el nuevo presidente, que prohibió a cinco grandes diarios y TVs de participar en entrevistas en la Casa Blanca.

Fue como si un maestro de orquesta oculto ordenara con su batuta una gran final a los agentes de la fractura en los Estados Unidos, un país que en líneas muy generales constituye la pilastra del orden occidental, democrático, de libertad económica y orden social. Y la discórdia que en el siglo XIX hizo estallar la Guerra Civil entre el Norte y el Sur revivió en un día de enfrentamientos con muertos y heridos en Charlottesville, Virginia.

En la versión periodística, se trató del mayor embate entre “supremacistas blancos”, nostálgicos del régimen del sur, y herederos de los esclavos que se manifestaban contra la estatua del general Lee, líder de los confederados. Los medios profundizaron la fricción señalando al Ku Klux Klan, el nazismo y el creciente racismo como ligados a las violencias y muertes atribuidas a policías “blancos” en diversas ciudades estadounidenses, e incluso a un confuso movimiento antijudaico.

Los Estados Unidos asistieron también a un estallido furioso de asesinatos colectivos irracionales, sin considerar los perpetrados por islamistas. El mayor de ellos segó al menos 59 vidas e hirió a 527 en Las Vegas, en el mes de octubre. El adorado gurú hippie de la muerte, Charles Manson, murió en noviembre en la prisión, pero el espíritu diabólico que lo impulsó reapareció difusamente, incitando a las masacres, como la que lo hizo tristemente famoso.

A lo largo del año, la minúscula y paupérrima Corea del Norte provocó al Coloso americano lanzando misiles sobre Japón hacia Estados Unidos y sus bases, haciendo explotar bombas atómicas y pronunciando reiteradas fanfarronadas. Y he ahí que el gigante se mostró intimidado.

Bien sabía Trump que detrás de la insignificante Pyongyang estaban Rusia y China. Pero él había ordenado un bombardeo macizo a la base sirio‒rusa que albergaba armas químicas. Comunicó ese hecho al presidente chino durante el postre de una cena, y Rusia se lo tragó como pudo.

Pero bajo el pretexto de que solamente China apaciguaría a la pulga norcoreana, Trump condescendió en hacer concesiones opuestas a lo que se había comprometido en relación a aquel país.

De los “Estados Unidos en primer lugar” a los “Estados Unidos aislados”, fue un comentario común del cambio. En agosto, Hawai se convirtió en el primer Estado estadounidense en prepararse para un eventual ataque nuclear norcoreano, entrenando a la población y renovando las viejas sirenas de la Guerra Fría. Nueva York piensa de nuevo en la recuperación de los abrigos atómicos ideados en el pasado para casos de ataques soviéticos.

Europa se desagrega frente al Islam

Derrotado y diezmado en sus reductos de Oriente Medio, el Estado Islámico tendió a diseminarse por Occidente, que se convirtió en el 2017 en el escenario de trágicos atentados islámicos.

En junio, un fanático lanzó una camioneta contra peatones en un puente de Londres, matando a siete e hiriendo a 48 personas. En agosto, en Barcelona, otro adepto de la llamada “religión de la paz” con una camioneta provocó 15 muertos y más de 100 heridos. Las exhortaciones a la “acogida” y los elogios al diálogo y al ecumenismo no disuadieron el ansia asesina del Islam. En noviembre, la perversa hazaña fue repetida en Manhattan, segando 8 vidas e hiriendo a 11 peatones. Esos crímenes mayores fueron secundados por muchos otros de menor alcance.

La exasperación de los europeos generó miles de actos violentos menores, a veces sangrientos, contra los inmigrantes y los asilos creados por los gobiernos para recibirlos. Esas venganzas cayeron como un guante a los sheiks del terror. El e-book Muslim Gangs recomendó multiplicar esas refriegas, aunque pequeñas, para llegar a una guerra general: “Esos golpes aumentarán la intensidad del conflicto, y gradualmente una guerra se encenderá. La guerra será tan dura que no habrá espacio para la policía […], así tendremos luchas ‘tribales’ y minimilicias en los diversos países europeos, cada grupo defendiendo su propio territorio “.

Una guerra “tribal” análoga al actual desmantelamiento del orden público en Río de Janeiro.

La tensión imperante en ciertas ciudades y barrios europeos redujo a la mitad la afluencia de migrantes. Por primera vez en cuatro años, no llegaron a 200 mil, según la Organización Internacional para las Migraciones. Pero la Unión Europea intenta obligar a los países de

Europa Central abre sus puertas a los invasores

En Francia, el centrista Emmanuel Macron fue el candidato-tampón votado por un modesto contingente electoral; pero su deificación por la prensa terminó izándolo a la presidencia. Pero, a lo largo del año entró en una vertiginosa y constante caída de prestigio. En Alemania, la canciller Angela Merkel – la gran promotora de la inmigración – fue reelegida con escasos 33% de los votos. La Alternativa para Alemania (AfD) de “extrema derecha”, se tornó el tercer mayor grupo en el Parlamento, con el 13% de los votos y 92 diputados. En noviembre, la fragilidad del nuevo gabinete viene dando lugar a un desgobierno que siembra escalofríos en Europa. En Austria, el joven conservador Sebastian Kurz, del Partido Popular, fue elegido primer ministro aliándose al Partido de la Libertad, de “extrema derecha”.

Reputados intelectuales y académicos europeos publicaron en París un manifiesto por la verdadera Europa, hoy corroída por una falsa Europa que carcome las raíces cristianas y disuelve a las naciones en la Unión Europea. Por su parte, el cardenal Robert Sarah denunció que “la Europa construida sobre la fe de Cristo hoy vive un período de apostasía tranquila”. Él reafirmó el derecho de las naciones de distinguir el refugiado político del religioso, así como la obligación de los inmigrantes económicos de adaptarse a la cultura del país que los acoge, dando a Polonia como ejemplo.

Fuente: catolicismo

Continua em:
2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (II)

Pulse en los links que siguen para ver cada una de las seis materias

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (I)”:

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal/

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (II)”:

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal-ii/

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (III)”:

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal-iii/

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (IV)”:

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal-iv/

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (V)”:

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal-v/

“2017 – Amenazas de cisma en la Iglesia y confusión universal – (VI)”:

http://familiauruguayacristiana.com.uy/principal/2017-amenazas-de-cisma-en-la-iglesia-y-confusion-universal-vi/

 

Convide a sus parientes y conocidos a que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

 

Haga su comentario