CAMPEONATO mundial MONTADO para PROPAGANDA de la nueva URSS

La Copa del Mundo en Rusia, en 2018, tiene el título de «mundial más caro de la historia».

Estadios que costaron mucho más de lo proyectado, fraudes mastodónticos, constructoras llevadas a los tribunales y gobiernos regionales denunciando «elefantes blancos» que costarán fortunas para ser mantenidos sin uso.

En 2013, las primeras estimaciones del gasto estatal calculaban 664.000 millones de rublos. Pero, desde 2016, los números oficiales dispararon acelerados hasta 883.000 millones – alrededor de 14.000 millones de dólares – contabilizando los gastos del gobierno federal, de los regionales y de la FIFA.

El Mundial de Rusia será el más caro de la historia superando al de Brasil 2014.

Los números están claros en un informe completo publicado por el diario económico ruso RBC, basado en la resolución del Kremlin que explica los números finales del Mundial. Fueron reproducidos en el diario La Nación de Buenos Aires.

El Ministerio de los Deportes atribuyó el desfasaje presupuestal a la falta de infraestructura, por lo demás crónica en Rusia, y en una no aclarada necesidad de seguridad antiterrorista. Se sospecha que incluya la represión de los disidentes del régimen de Putin.

El record fue del estadio de Kaliningrado. Un proceso oficial fue abierto por «fraude en gran escala» que habría llegado casi a 10.000 millones de dólares.

La constructora habría comprado 1,6 millones de metros cúbicos de arena para reforzar el suelo pantanoso del locas. Pero la arena, según los estudios, «fue de una calidad inferior a la declarada».

La justicia fue atrás de los responsables, pero la Copa comenzó y sólo quedó esperar de no haya un derrumbe.

De los 12 estadios del Mundial, seis fueron construidos a partir de cero. El de San Petersburgo consumió 700 millones de dólares. El cuento del Zenit Arena es interminable, y la construcción comenzó la Copa sobre un terreno inestable.

En segundo lugar en la lista de la corrupción quedó el estadio de Luzhnikí, en Moscú, donde comenzó la disputa por la Copa.

La lista incluye los estadios de Rostov ddel Don, Samara, Nizhny Novgorod, Volgogrado, Saransk, Spartak de Moscou, Kazan, Ekaterimburgo e Sochi. El que costó menos se tragó alrededor de 4.000 millones de dólares.

No es necesario decir que los números oficiales del desequilibrio presupuestal no coinciden con los que están apareciendo en las denuncias.

El presupuesto fue modificado 35 veces, y las cifras fueron corregidas 12 veces. Y no fue peor porque el gobierno eliminó partes de los planos iniciales.

Los hoteles que irían a ser construidos con dinero público desaparecieron. Edificios viejos de la era soviética fueron remendados a los apuros.

Resultado: canillas rotas que parecen cataratas, instalaciones que se caen a los pedazos, calefacción y aire acondicionado prendidos al mismo tiempo en barrios asustadores por la decadencia edilicia.

«Todas las instalaciones deben cubrir sus costos», ordenó Putin en su programa anual de TV, respondiendo a preguntas del pública. Pero, todos saben que eso es imposible.

Putin propuso abrir panaderías y centros comerciales en los estadios después de la Copa para hacer posible la manutención. Pero no hay proporción entre la entrada previsible y el costo pagado.

Por fin, el supremo mandatario reconoció la locura económica, pero la justificó de modo filantrópico platónico: «gastamos mucho dinero. Concuerdo en que debe ser en beneficio del deporte».

Mantener los nuevos estadios costará anualmente entre 3.000 y 6.000 millones de dólares, según los cálculos de las autoridades regionales.

Pero la cuestión es que ese dinero no existe y exigencias lancinantes se hacen sentir en sectores mucho más sensibles para la población, como salud y educación.

Los gobiernos locales gimen por subsidios. Pero la respuesta de Putin cae sin piedad: ¡NO!

Putin no dice, pero está escrito en su agenda, según los comentaristas internacionales: Rusia 2018 debe ser un gran palco de propaganda del régimen.

Eso es lo que quiere la nueva URSS. ¿Y el pobre pueblo ruso? ¿Que se hunda más aún en la miseria y en la falta de salud básica?

Fuente: ipco

Convide a sus parientes y conocidos a que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

1 comment for “CAMPEONATO mundial MONTADO para PROPAGANDA de la nueva URSS

  1. Costa Marques
    13 de julio de 2018 at 8:17

    Para os comunistas o fim justifica o meio. Putin procura apenas aparecer como lider da Russia e tenta restaurar a URSS ainda que com outro nome. Esse mundial foi feito para prestigiar a Russia, sem duvida. Se custou valores absurdos … pouco importa aos comunistas que nunca se comoveram com as classe pobres. CostaMarques

Haga su comentario