Comandante supremo de Valência: «ante TERRORISTAS ESTABLECIDOS lo único para hacer es aniquilarlos

El teniente general Francisco José Gan Pampols, comandante supremo de las Fuerzas Armadas españolas en la estratégica región de Valencia, España, sobre el Mediterráneo declaró en rueda de prensa que, ante un «salafista» [fundamentalista sunita] «jihadista» [luchador de la guerra santa] no se puede negociar».

Las atenciones están dirigidas a Valencia, pues en su puerto atracó la flotilla liderada por el barco «Aquarius» llevando 629 inmigrantes africanos.

La flotilla del «Aquarius» está envuelta en aguda polémica. El gobierno italiano de nueva orientación antiinmigración le prohibió desembarcar su carga humana y le mandó proseguir hacia Francia, pues tiene bandera de ese país.

El presidente francés Macron y sus ministros reaccionaron con acres críticas al gobierno italiano. Pero tampoco recibieron al grupo del «Aquarius», y lo enviaron al puerto de Valencia.

En esa ciudad, el Cardenal Cañizares, arzobispo de la misma, ordenó a todas las parroquias a aprontar sus instalaciones para acoger a los que están viniendo.

El Papa Francisco también se comprometió en persona por la suerte de la flotilla en que gobiernos y poblaciones ven un contingente más de invasores entre los cuales pueden haber escondidos terroristas peligrosos.

El nuevo gobierno socialista español anunció que les concederá estatuto de asilo (500 euros mensuales y servicios sociales gratuitos), provocando indignación de extensos sectores de la población española.

Los españoles están sufriendo crisis económica, y denuncian a las mafias, a los políticos y ONGs que colaboran con ese tráfico indigno de seres humanos.

Volviendo a la entrevista del comandante en jefe de Valencia, el general Gan Pampols, él agregó que cuando esos terroristas «ya están establecidos en una región, lo único que se puede hacer es aniquilarlos«, según reprodujo el diario La Razón de Madrid.

El general da preferencia a la prevención y el control como arma para luchar contra ese terrorismo, pero advirtió que esta guerra «será larguísima».

En un Desayuno de la Mañana de la Agencia EFE, en el Colegio de Abogados de Valencia, el máximo responsable de un área muy tenida en vista por el islamismo radical y por la invasión mahometana, subrayó que el «salafismo yihadista» se está extendiendo de una forma «globalizada«.

Para detenerlo, dijo, es preciso controlar las predicaciones en las mezquitas, trabajar en la socialización de los individuos y controlar las redes y los flujos económicos que sustentan esa ofensiva.

Por lo demás, nada mejor para una buena «socialización» o encaje de los nuevos llegados a la sociedad española que el apostolado de conversión hecho por el clero y órdenes religiosas. Pero, desgraciadamente, la orientación del progresismo que viene de Roma es lo contrario: no convertirlos, acogerlos, dialogar y sobre todo mantenerlos ecuménicamente en sus errores y malas costumbres.

En sentido contrario, dijo el General Gan: «no se puede negociar con un salafista jihadista. Es imposible porque no hay un elemento común, una zona de aproximación.

«Lo que ellos pretenden es subyugarnos o eliminarnos» porque no compartimos sus creencias.

Hablando como jefe del Cuartel General de Intervención Rápida de la OTAN en la región, explicó que «cuando ya están establecidos, lo único que se puede hacer es aniquilarlos y después atacar a sus raíces«.

«Ante un salafista jihadista decidido a actuar y armado, lo único que se puede hacer es abatirlo o intentar capturarlo, pero tened certeza de que, si él puede actuar, actuará de la forma más dolorosa y causando el mayor daño posible«, alertó.

El general Gan Pampols explicó que el fenómeno terrorista islámico es «global«.

Está en países como Irak, Siria o Nigeria, pero también en Malasia, Indonesia, Paquistán e India.

Y no sólo allí, sino también en algunas regiones de América del Sur.

El comandante de Valencia también trató del problema de Europa, donde mahometanos de «segunda y tercera generación», que echaron raíces en el continente, sufren «procesos rápidos de radicalización».

En el Islán no existe la democracia y no hay diferencia entre vida pública y privada.

Por eso, para ellos, la única forma de gobierno es instalada sobre la aniquilación del adversario«.

El general también recomendó el control de las predicaciones y de los procesos de radicalización en las cárceles europeas.

Destacó la dificultad de «contener prácticamente» el tipo de terrorista «lobo solitario«.

Pero destacó que ese «lobo solitario» no está tan solitario así.

Atrás de cada terrorista «siempre hay alguien que lo radicaliza; hay un red atrás que no se forma en un día solo».

Por fin, el comandante general de Valencia acentuó que una de las grandes «vulnerabilidades» de Europa es el bajo índice de natalidad.

Él enfocó el crecimiento del número de hijos de inmigrantes musulmanes como un hecho que podrá acarrear el crecimiento de partidos islámicos.

Fuente: ascruzadas

Convide a sus parientes y conocidos a que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Haga su comentario