Doctrina ocultista anticristiana aparece por detrás del llamado “cristianismo putinista”

 

 

 

 

Continuación de la materia anterior:
“El lado oculto de la maniobra Putin”

En el Coloquio “Occidente contra Europa”, al que asistió Jeanne Smits, el discurso contra Occidente quedó obcecado por la exaltación de la herencia “heleno-romana y cristiana” de Europa, que sería mantenida exclusivamente por el Patriarcado de Moscú.

A la periodista le extrañó la sistemática omisión de la herencia histórica y cultural católica, o con la falta de nociones religiosas básicas, como los Diez Mandamientos.

En la apertura, el tesorero de la Sofrade, Louis de Sivry, saludó la participación de los consejeros de las embajadas rusa e iraní en París. ¿Qué tiene que ver Irán gobernado por fanáticos xiitas con la causa del cristianismo o de la “herencia greco-romana?” – preguntó Jeanne Smits en su sitio reinformation.tv?

Pero en seguida se acordó de que el presidente de la Sofrade es dueño de la empresa Tzar Consulting que acompaña proyectos comerciales en “regiones geográficas no convencionales”, especialmente en Irán.

La Rusia de Putin fue el leitmotiv.

Nicola Mirkovic, colaborador de la agencia Sputnik y de Russia Today – dos grupos de la propaganda putinistapropuso sustituir la Unión Europea por una Unión que va de Brest (en el Atlántico) hasta Vladivostok (en el Pacífico).

En otras palabras, cambiar Buselas por Moscú en un esquema más aplastante de la identidades nacionales que la actual Unión Europea.

El coronel Jacques Hogard denunció a la NATO como “organización obsoleta y peligrosa” y “brazo armado de los Estados Unidos”. Y propuso una alianza de los países europeos con Rusia. Más de la misma cosa, cambiando el polo de influencia de Washington por Moscú.

A Jeanne Smits le costaba creer que asistía ahí al renacimiento de la antigua estrategia geopolítica de la URSS.

Era como si los que estaban presentes trabajasen para una “nueva Rusia“, reconstruyendo el antiguo bloque soviético. Ellos proponían la restauración de viejas alianzas con los aliados tradicionales de la era soviética, como Cuba, China, Corea del Norte, agregándoles Irán y Venezuela.

John Laughland, director de estudio del Instituto de Democracia y Cooperación, presidido por Natalia Narotchnitskaïa y teledirigido por Putin, defendió que el comunismo desapareció en Rusia.

Pero, mirabile dictu, triunfa en Occidente en su versión marxista gramsciana.

Esas palabras sonaban bien, pero eran engañosas y distorsionaban la realidad, observó Smits.

Primero: Rusia no se libró del comunismo, como se puede ver por la continuidad de los kolhozes colectivos, la supresión de la propiedad privada y la ausencia de libertades, especialmente la religiosa.

Segundo: el gramcismo es una variante estratégica para la victoria del comunismo, inclusive en Rusia. Lo que Gramsci quiere para Occidente, está siendo aplicado en Rusia desde 1917.

Las reformas culturales que el marxista italiano predicó décadas después, como la disolución de la familia, la práctica del aborto, etc., son ley en Rusia.

Levan Vasadze, oligarca admirador del ocultista francés René Guénon, alegó que “el marxismo es un forma de totalitarismo inventada por Occidente”, por capitalistas globalistas. El liberalismo sería otro totalitarismo.

Respondiendo a esos totalitarismos él ofreció el concepto de “tradición” del ocultista René Guénon, también conocido como Abd al-Wâhid Yahyâ, pues al final de la vida se tornó místico islámico.

Jeanne Smits recuerda que Guénon encarna el modelo de lo occidental fascinado por el Oriente, gnóstico, esotérico, masón y apóstata. Se suma que el “maître-à-penser” de Putin, Aleksander Dugin, fue el primer traductor de la obra de Guénon para el ruso.

Para Vasadze, la “civilización occidental” solamente sirve para los “extravagantes y los cínicos”. El sentido profundo de esa aparente confusión es que raíces de la religiosidad rusa se remontan a “sabidurías” muy antiguas y ciertamente no católicas, oyó con espanto la periodista que¡pensaba que iba a encontrar defensores del cristianismo!

Vasadze anunció otra era histórica cuyo fundador será “aquél cuyo nombre no debe ser dicho”, o “cuarto caballero del Apocalipsis”, o el caballero de la muerte.

¿Qué quiso él decir?

Vasadze subrayó que el liberalismo es el que va a morir. ¿Para venir qué en la nueva era?

“En el centro de la sociedad no hay clase, ni raza, ni siquiera individuo”, explicó, antes de justificar el panteísmo.

En esa nueva era el hombre hecho a imagen y semejanza de Dios deberá ser sustituido por el hombre-molécula sin individualidad.

Fabrice Sorlin, director de la asociación organizadora Sofrade, hizo un apelo para que se obedezca a Rusia, pues, entre otras razones, ayudó Bachar el-Assad a detener el avance de los valores occidentales.

El joven ucraniano “ortodoxo” Olexandr Skoruskov hizo eco al apelo parafraseando la idea básica del “oligarca” Konstantin Malofeev, según la cual, la fórmula ideal es la alianza de los soviets con el Patriarcado de Moscú.

Él explicó que “bajo los soviets teníamos una moral, un sentido de la persona humana”.

Alexeï Komov, representante del Patriarcado de Moscú en el Congreso Mundial de las Familias, defendió que la revolución bolchevique de 1917 fue apenas una “experiencia” que no tenía nada de rusa (¡sic!). Como si Lenin no hubiese tomado parte en ella, ni toda una generación de revolucionarios rusos que le imprimieron un carácter típicamente ruso.

Ahora bien, fue la Revolución de 1917 que proclamó el amor libre, legalizó el divorcio e instaló el aborto sin límites. Pero Komov, autotitulado defensor de la familia, fingió no conocer todo eso.

¿Y hoy? Olímpicamente, Komov inventó que hubo un “milagro” en Rusia por el cual renacen los valores tradicionales de la familia y de la tradición.

¿Quién hizo el “milagro”? Komov, que trabaja para el oligarca Konstantin Malofeev, financiador de la restauración de las iglesias rusas, dejó la respuesta en el aire. Obviamente, no tenía respuesta, y ese “milagro” colectivo no existió.

Él fingió ignorar que el número oficial de abortos hoy en Rusia es de 700.000 por año, y con un porcentaje mayor que en los países más liberales de la Europa Occidental.

Tampoco habló que el índice de divorcios en Rusia es uno de los peores del mundo, mayor que 50%.

O que los nacimientos fuera de casamiento llegaron a los niveles deplorables de los países dominados por el “globalismo” (Francia, 57%).

Sin embargo, Alexeï Komov se presentó, sin ningún pudor, como gran defensor de la vida y no dudó al explicar que “Stalin acabó más favorable a la familia”, sin ocuparse de los cerca de cien millones de muertes provocadas por ese dictador y las familias destruidas así.

Aleksandr Dugin, cuyo sitio Katehon se beneficia también de los fondos del oligarca Konstantin Malofeev, es considerado como el maître-à-penser de Putin.

En el Coloquio, sus ideas estaban en la boca de todos. Pero – escribe Smits – en su libro El gnóstico Dugin confunde conceptos y posiciones para engañar deliberadamente a los otros: “Nosotros los confundimos pasando del derechismo al izquierdismo y viceversa. Seducimos al mismo tiempo a la extrema derecha y a la extrema izquierda“.

Smits identifica en ese libro de Dugin una vieja palabrería masónica. Con palabras confusas supuestamente de derecha él restaura el pensamiento lleno de mofo de la vieja izquierda y forja un “Putin salvador de la Cristiandad“, ¡que es al mismo tiempo heredero de Stalin!

La periodista tuvo otra sorpresa más en el cierre.

Yannick Jaffré, pensador nietzschiano y ex-militante del Partido Socialista Francés, volvió a recurrir a la inspiración de una ciencia “que viene de muy lejos“.

Él invocó a los clásicos paganos, los antiguos griegos, Maquiavel e Nietzsche. Sí, el propio Nietzsche, que predicaba el combate a la Iglesia cuando ella no estaba apestada de progresismo.

No fue por acaso – concluye Jeanne Smits – que la palabra final de Coloquio fue la de un pensador considerado “perfecto panteísta”.

En el “cristianismo putinista” sólo hay engaño y embuste.

Fuente: flagelorusso

Convide a sus parientes y conocidos a que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Haga su comentario