«Ejército privado» de Putin aterriza en América Latina

Causó escalofrío cuando se tornó notoria que por vuelta de 400 miembros de la «milicia Wagner» habían desembarcado en Venezuela, oficialmente para garantizar la seguridad personal del dictador Nicolás Maduro, escribió La Nación«

Maduro se jacta de estar rodeado de millares de fanáticos chavistas armados hasta los dientes y prontos para dar la vida «contra el imperio».

También, los millares de generales del ejército venezolano exuberantemente recubiertos de condecoraciones hacen barullo jurando fidelidad al dictador.

Sin embargo, la Historia de América Latina proporciona abundantes ejemplos históricos para no confiar en esas fanfarronadas.

El líder de la milicia mercenaria rusa es el cosaco Yevgeny Shabayev. El Kremlin recluta y arma esas milicias dentro del ejército ruso, pero determina que los miembros renuncien al ejército en el momento de cumplir las misiones sucias.

Muchos de ellos fueron capturados en Ucrania llevando consigo los documentos que los acreditan como miembros efectivos de las fuerzas armadas rusas.

Shabayev dijo que el contingente fue trasladado a Venezuela cuando comenzaron los grandes protestos democráticos populares. Primero pasó por Cuba, donde se proveyeron de ropas para engañar y siguieron para Caracas en alguno de los raros vuelos civiles que aún posan en Venezuela.

Además, Moscú puede temer que en un aprieto mayor, Maduro piense en una capitulación que lo beneficie personalmente. Entonces tiene que entender que esos milicianos que lo rodean están allí para ejecutar órdenes superiores. Y de las más sucias!

El Ministerio de Defensa en Moscú y el de Información venezolano se rehusaron a responder a las preguntas al respecto.

Según el diario inglés de tendencia socialista The Guardian, es la primera vez que Moscú instala mercenarios de esos en el hemisferio occidental.

La «milicia Wagner» se denomina Chastnaya Voennaya Kompaniya, «Vagner» y también Chuk Vagner o PMC Wagner.

Fue creada en 2014 y es comandada por Dmitriy Valeryevich Utkin, que, según la prensa rusa Fontanka, fue formado en los servicios de inteligencia (conocidos como GRU) y fue condecorado por el presidente Vladimir Putin.

La agencia Bloomberg calculó en diciembre de 2017 que «Wagner» disponía de 6.000 soldados, en su mayoría  rusos.

El sitio web especializado Global Security dice que cada uno recibe por vuelta de 2.650 dólares mensuales, más bonificaciones. Una fortuna para Rusia.

La «milicia Wagner» es tenida como el «ejército secreto privado» de Putin, por eso el Kremlin nunca reconoció su existencia, escribió el diario español de tendencia socialista El País.

Simultáneamente con la llegada de la milicia, Putin telefoneó a Maduro para alertarlo contra un posible «baño de sangre», anticipando para qué iba esa tropa selecta.

Rusia financió a Venezuela quebrada con préstamos de centenas de millones de dólares y ahora pone a disposición sus bancos para burlar el bloqueo americano de las cuentas de Maduro. Como cambio, el dictador ofrece un petróleo que cada vez sale menos y oro extraído por mineros en la región amazónica.

En diciembre, Putin envió dos mastodónticos bombarderos Tupolev-160 con capacidades nucleares, algunos de los pocos que todavía están activos. La maniobra de guerra psicológica quedó evidente, y la interferencia rusa en un eventual conflicto en Venezuela quedó latente.

Rusia también codicia una isla venezolana en el Caribe para ahí abrir bases. Y esas mirarían precisamente a los Estados Unidos.

Esas tropas irregulares también podrían especializarse en guerra en la selva con el auxilio de remanentes de las FARCs y del ELN colombianos y propagar una guerrilla ecolo-indigenista (en realidad comunista) por la región amazónica. 

La «defensa de los indios», sus «culturas» y reservas potencializadas por el Sínodo de la Amazonia podría ser un pretexto barato, pero propagandístico, para incendiar el continente sudamericano, como soñaban Fidel Castro y el Che Guevara.

Fuente: flagelorusso

Comentario de este blog:

En Venezuela aterrizan aviones Rusos.

Aquí, en Uruguay, el Frente Amplio, con el ex-presidente Mujica, tuvo conversas con Putin sobre la posibilidad de Rusia construir un puerto de aguas profundas en Rocha.

¡CUIDADO!

Sugiera a otras personas que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Haga su comentario