Guerra híbrida en Rusia se realiza en Cataluña – (1)

 

 

 

 

“El mecanismo de injerencias rusas penetra en la crisis catalana” – escribió el diario madrileño de gran tiraje El País, que, conviene decirlo, no esconde sus simpatías por todas las formas de izquierdismo.

El diario hizo una larga descripción de la guerra de información que genera noticias falsas sobre el movimiento separatista español y describe tácticas rusas análogas a las utilizadas para interferir en la elecciones en los Estados Unidos y en Europa.

El País acompañó sitios pro-rusos y perfiles de redes sociales usando herramientas de análisis digital. La descripción evoca poderosamente las tácticas de desinformación y de “guerra híbrida” aplicadas en la ocupación de Crimea y del Este ucraniano.

El Kremlin considera el independentismo catalán como una oportunidad más para profundizar las fracturas europeas y consolidar su influencia internacional.

Una galaxia de páginas web montadas en San Petersburgo con las más fantasiosas fachadas publica rumores que son inmediatamente difundidos por activistas antioccidentales.

Entre esos se destaca Julián Assange y una legión de bots, o sea, millones de perfiles en las redes sociales creados e gestionados por robots que multiplican las palabras de orden de los servicios secretos rusos.

Ese esquema fabrica “viralizaciones” que no son auténticas y transforma mentiras estratégicamente pensadas en tendencias compartidas “millones de veces” en las redes sociales, explica El País.

A su vez – y esto el diario de tendencia socialista no lo dice – la gran prensa occidental finge creer en la autenticidad del fenómeno y lo recibe en sus poderosos medios como la opinión de las redes sociales.

El afamado Russia Today, o RT, medio de comunicación creado y abundantemente regado por el dinero del Kremlin, fue un eslabón destacado en el esquema.

Desde el comienzo de la crisis catalana, el sector de lengua española de Russia Today, asumió la bandera contraria a la legalidad constitucional española.

En setiembre publicó 42 noticias sobre Cataluña, varias con titulares falsos.

El 12 de setiembre, RT reprodujo un tuit atribuido a Assange, pronosticando “el nacimiento de Cataluña como país o la guerra civil”.

Según las herramientas analíticas de El País, el tuit fue en seguida fue difundido por 1;700 perfiles en Facebook o en Twiter.

Assange figura como el principal agitador internacional de la crisis catalana, diseminando opiniones y medias verdades como si fuesen noticias verdaderas. Si es que él era el autor…

Según datos de Audiense, plataforma de análisis social, sólo en setiembre Assange tuvo casi 940.000 menciones en twiter.

El tuit más reproducido en el mundo, según la herramienta de medida NewsWhip, fue uno del perfil de Julián Assange, con fecha 15 de setiembre a las 18:46 hs:

“Pido a todo el mundo que apoye el derecho de Cataluña a la autodeterminación. No se puede permitir que España recurra normalmente a actos represivos para impedir le votación.

El mensaje en inglés obtuvo más de 12.000 retuits y 16.000 “me gusta”.

Ese tuit no siguió el camino normal de las viralizaciones. Su instantaneidad caracterizó la actividad de los bots y perfiles falsos rebotizados que retuitan maquinalmente mensajes predeterminados.

Según TwiterAudit, 59% de los seguidores de Assange son perfiles falsos.

¿Qué tiene que ver con España el ciberactivista australiano de la WikiLeaks procurado por la Interpol? No se sabe, pero la verdad es que sirve como un guante en los dedos del Kremlin.

Edward Snowden, ex-analizador norteamericano prófugo, instalado cómodamente en Rusia, se batió a duelo con Assange en Twiter.

Su tuit “la represión de España es una violación de los derechos humanos” tuvo, en un tiempo humanamente imposible, casi 8.999 retuits y 8.000 “me gusta”.

Justin Raimundo, director del sitio anarquista AntiWar, comparó las protestas en Barcelona con la represión china en la Plaza Tiananmen en 1989, en la cual re régimen comunista chino pasó con los tanques por arriba de los manifestantes que pedían liberación.

Raimundo comparó “a las autoridades de Madrid con los déspotas de Pequín”.

La idea no fue de él, sino de Assange, que tuiteó y retuiteó el artículo de Raimundo cuatro veces. En realidad, tal vez no haya sido de ninguno de los dos, sino de un planificador del Kremlin.

El País se extiende, citando el esquema de palabras de orden pro-rusas multiplicadas por sitios “fieles” y por el ejército de bots rusos.

La herramienta Hamilton 68, de la Alianza para Garantizar la DemocraciI, creada por el German Marshall Fund después de la proliferación de noticias falsas en las elecciones norteamericanas de 2016. analiza permanentemente 600 cuentas, automatizadas o no, que están en la órbita del Kremlin.

Esa herramienta identificó el sitio AntiWar como uno de los más difundidos por las redes pro-Rusia.

Continua en próxima materia: “En Cataluña fueron utilizada tácticas testadas en el Este ucraniano”.

Fuente: flagelorusso

Convide a sus parientes y conocidos a que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos
 

Haga su comentario