Hay quien dice que el demonio no existe… (1)

Presencia diabólica en el mundo de hoy – (1)

En este mundo de hoy – cada vez más paganizado – aumenta deplorablemente el número de los que buscan una solución para sus problemas en las fuerzas ocultas y en la superstición.

Al abandonar al verdadero Dios y rechazar las gracias que Él nos concede, muchos incautos van detrás de falsos recursos que, según palabras de San Pablo, son demonios.

EL Padre Luis Escobar Torrealba, exorcista de la diócesis de Rancagua, Chile, explica: “no es equivocado afirmar que hoy padecemos una acción muy furiosa del demonio en el mundo. […] que” utiliza las estructuras humanas para actuar, para oprimir, para violentar, para destruir”.

O sea, como dice el exorcismo del Papa León XIII: “Como el más inmundo torrente, el maligno dragón derramó sobre los hombres de mente depravada y corazón corrompido, el veneno de su maldad: el espíritu de la mentira, de la impiedad y de la blasfemia; el letal soplo de la lujuria, de todos los vicios e iniquidades” para sus funestos designios.

La presencia del demonio en nuestro continente es muy común en los cultos indígenas y el animismo de origen africano. Por eso el exorcista Mons. Lars Messerschmidt, vicario general de Copenhague, Dinamarca, afirma:

“Mis colegas españoles me han dicho que hay un montón de personas en América Latina necesitadas de exorcismo [por estar bajo la acción del demonio]. Esto es porque ellos mezclan Cristianismo y sus antiguas creencias nativas. Ese cóctel religioso particular, es demoníaco”. En referencia a la magia negra, los chamanes, la macumba, el tarot, etc., hoy tan comunes en Sudamérica.

¿Cómo uno puede caer bajo la acción del demonio en esos cultos? Mons. Lars dice que la persona hizo algo torpe, abriendo así la puerta a la actividad demoníaca. Cura alternativa, temáticas de la Nueva Era (New Age), clarividencia o las cartas del tarot. Esa es la puerta al mundo de lo oculto, y ese es el mundo de los demonios. […] El abuso de drogas o sexo también abre la puerta al diablo”.

Prácticas que el demonio incentiva para atrapar a las personas

Dice un refrán popular que “el bobo es caballo del demonio”. Y eso nunca fue tan cierto como hoy, pues, por una curiosidad malsana, personas incautas entran sin darse cuenta en el camino del ocultismo.

Por eso el padre Escobar dice que, entre quienes lo buscaron por juzgarse víctimas de alguna acción preternatural, “la mayoría de las personas tuvo contacto u optó por ser parte de cuestiones esotéricas en algún momento de sus vidas. Especialmente la Ouija, el Reiki y lo que está hoy tan de moda: el Yoga”.

Sobre la tan difundida “Ouija, o el más reciente Charlie, Charlie, Challenge (versión más elaborada de la primera), habla el hermano Benigno Palilla, franciscano y exorcista de la arquidiócesis de Palermo, Italia. Él muestra cómo, especialmente para los adolescentes, es fácil caer en las redes del espiritismo por ese medio, que parecería a primera vista una distracción inocente, pero que es un modo de iniciar en el ocultismo a jóvenes incautos.

Así nos explica qué es el maléfico “Charlie, Charlie, Challenge: “Se trata de dos lápices superpuestos en forma de cruz que están en equilibrio. Debajo hay un papel con las palabras ‘sí’ en un lado y ‘no’ en el otro. Se le pregunta a Charlie [personaje ficticio, que en el fondo es el demonio] si está. El lápiz se mueve solo, girando hacia el sí”. Después se le hacen las más diversas preguntas a “Charlie”, que responde sí o no, moviendo el lápiz de un lado a otro.

Pues bien – observa el hermano Benigno – si no hay una causa natural como el viento, el lápiz solo no se puede mover. Si se mueve, es que hay una entidad que lo mueve. Ahora bien, esta entidad no puede ser Dios porque Él no se presta a estos juegos. Por lo tanto, solo puede ser el demonio. Se trata, entonces, de una evocación del demonio a través de este juego, que juego no es. Para ser más concretos, se trata de una sesión espiritista, en la que se invoca a un espíritu maligno”.

El padre Gary Thomas, exorcista de la diócesis de San José, California, confirma que “las tablas de ouija, la magia negra, las sesiones espiritistas, los videojuegos violentos, el Charlie, Charlie, Challenge, las cartas del tarot y cualquier instrumento que pueda congregar a algún tipo de espíritu, evitando a Dios, en la forma que sea”, atraen a los demonios.

Fuente: tesorosdelafe

Continúa en próxima materia:
Presencia diabólica en el mundo de hoy – (2)

Sugiera a otras personas que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Haga su comentario