Hay quien dice que el demonio no existe… (3)

 

Presencia diabólica en el mundo de hoy – (3)

 

 

Continuación de materia anterior:
Hay quien dice que el demonio no existe… (2)

Cómo el demonio actúa sobre los hombres

El demonio puede influenciar al hombre de varios modos. El más común es por la tentación, que varía en grado. Este es el medio ordinario, más habitual, que él utiliza para llevar a los hombres al pecado.

Pero puede también tentarlos por una acción extraordinaria, realizada a través de una infestación local, que consiste “en una actividad perturbadora ejercida directamente por el demonio sobre la naturaleza inanimada (reino mineral, elementos atmosféricos, etc.), y animada inferior (reino vegetal y animal), y también sobre lugares, procurando de ese modo alcanzar indirectamente al hombre, siempre de un modo maléfico”.

El padre Lambert explica que el demonio puede por ese medio atormentar a las personas con ruidos inexplicables, pasos, golpes en las paredes, sonidos de cadenas que se arrastran, voces misteriosas, gritos y carcajadas, así como el desplazamiento de objetos, cuadros que se caen de las paredes, muebles que se mueven.

Tampoco la infestación personal – explica – priva del uso de la inteligencia y de la voluntad de quien la sufre. Tal vez sea la más común de las actividades maléficas extraordinarias del demonio. El padre Lambert la llama vejación y consiste en una acción en que los demonios atacan y fustigan físicamente a las personas con quemaduras, arañones, mordidas, llagas ardientes, tatuaje de letras en la piel con signos que pueden mantenerse por algún tiempo o desaparecer de repente.

Empero, según el padre Lambert, el tipo más grave de infestación personal es la obsesión, que sucede cuando los demonios atacan los sentidos externos e internos de alguien mediante visiones terríficas o tentadoras, ruidos molestos, cantos blasfemos y obscenos, así como toques físicos. La imaginación puede llenarse de pensamientos o imágenes terribles y racionalmente absurdos. Como la obsesión cambia de grado, es una de las más difíciles de probar, más que la misma posesión diabólica.

La más visible manifestación diabólica: la posesión

Ahora, “la posesión es la más visible de las manifestaciones diabólicas y la que más impresiona las imaginaciones; a tal punto deja en la penumbra el trabajo constante del demonio que, por medio de la tentación [ordinaria], procura seducir a los hombres al pecado. […] La posesión consiste en un dominio que el demonio ejerce directamente sobre el cuerpo e indirectamente sobre el alma de una persona. Esta se convierte en un instrumento ciego, dócil, fatalmente obediente al poder perverso y despótico del demonio”.

Sin embargo, santo Tomás de Aquino explica que el diablo no puede entrar directamente en el alma de la persona poseída, pues solamente la Santísima Trinidad puede hacerlo.

“Eso quiere decir que, en la posesión, aunque el demonio domine el cuerpo, sobre todo el sistema nervioso, y pueda impedir el uso de las potencias del alma, él no puede entrar en ella y obligar a su víctima a cometer un pecado, o aceptar las doctrinas diabólicas”. Por eso, “el poseso no es moralmente responsable de sus actos, por peores que sean, una vez que no tiene plena conciencia de ellos, ni existe colaboración de la voluntad”.

Los cuidados de la Iglesia en los casos de supuesta posesión

La posesión diabólica es, por lo tanto, un caso mucho más raro y mucho más serio. Por eso, solo en última instancia es que los exorcistas proceden al exorcismo.

Explica Mons. Lars: “El exorcismo es una forma especial de oración, donde el exorcista, en el nombre de Dios, ordena salir [de la persona poseída] al espíritu maligno”.

Para distinguir entre la posesión y algunos disturbios psíquicos o emocionales, el exorcista debe actuar con mucho cuidado.

Continúa Mons. Lars Messerschmidt: “Yo por lo general pido [a las personas atormentadas por el demonio] que me describan sus síntomas y después de que contestan, trato de hacer un diagnóstico. Es importante para mí distinguir si se trata de un problema psicológico, o si la persona está realmente poseída por un demonio. […] Tenemos [para eso] nuestras herramientas.

Utilizamos diferentes pruebas, con un crucifijo o agua bendita por ejemplo. A los demonios les desagrada cualquiera de esas dos. Pido a la persona que sostenga el crucifijo, y, a menudo, si están poseídos por un demonio, no pueden. También asperjamos agua bendita sobre ellos. Ayer, de hecho, una persona que vino no podía siquiera mirar al crucifijo y cuando asperjé el agua bendita sobre ella, dijo que le quemaba su piel”.

El padre Gary Thomas añade: “Hay indicadores clave de implicación demoníaca [para constatar el hecho]: aversión a lo sagrado, fuerza física desproporcionada, conocimiento de cosas ocultas, dominio de lenguas extranjeras desconocidas por la persona (incluidos latín y griego), espuma en la boca y movimientos del cuerpo de tipo epiléptico sin ninguna clase de estimulación”.

El padre Vincent Lampert entra en detalles: “Antes de confirmar la implicación demoníaca, un exorcista consulta con expertos en salud mental y médica para valorar el caso. Busca cualquier posible causa física o mental que explique lo que está sucediendo.

He aquí el protocolo que se sigue antes de practicar un exorcismo:

– Examen físico riguroso por un médico calificado, consultándose a especialistas si es necesario.

– Examen psicológico riguroso por un psicólogo clínico calificado o un psiquiatra.

– Historial de contacto [de la persona en cuestión] con demonios, satanismo, lo oculto, brujería o cualquier rito de religiones orientales que cultive la relación con ‘dioses’ y ‘diosas’.

– Normalización de la vida espiritual y sacramental del poseso.

– Listado de los signos extraordinarios de posesión del Ritual de Exorcismos.

– Conformidad con la legislación diocesana y los procesos canónicos.

– Redacción de una carta al obispo sobre la necesidad de un exorcismo mayor”.

Fuente: tesorosdelafe

Continúa en próxima materia: 
Hay quien dice que el demonio no existe… (4)

Convide a sus parientes y conocidos a que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Haga su comentario