Hay quien dice que el demonio no existe… (4) – FIN

 

Presencia diabólica en el mundo de hoy – (4) – FIN

Continuación de materia anterior:
Hay quien dice que el demonio no existe… (3)

 

 

 

“En la Iglesia postconciliar la definición de pecado se desfiguró”

En estos conturbados días, marcados por la penetración de la humo de Satanás en la Iglesia – conforme lo afirmó Paulo VI – se minimiza en muchos sectores eclesiásticos, cuando no se niega, la acción del demonio.

A ese respecto, el padre Gary Thomas afirma: “Hay muchos católicos que no creen en la personificación del mal, esto es, en Satanás y en el ámbito demoníaco. En la Iglesia postconciliar la definición de pecado se desfiguró y el concepto del mal personificado se convirtió en algo vago; y esto en numerosos ámbitos de la Iglesia, incluyendo los seminarios, donde dejó de insistirse en la escatología [conjunto de creencias sobre las realidades últimas] y en sus temas relacionados”.

Avance del satanismo en nuestros días

Pasamos ahora a dar unos pocos ejemplos de la acción directa o indirecta del demonio en nuestros días.

En la célebre Universidad de Harvard, en los Estados Unidos, el Templo Satánico fue invitado a realizar una “misa negra” en el Memorial Hall de aquel establecimiento de enseñanza superior, en mayo del 2014. Que eso suceda en un país “cristiano”, en una universidad donde se debe enseñar el bien y la verdad, muestra la maldad de los tiempos en que vivimos.

No obstante, la inusitada invitación suscitó un gran alboroto, lo que motivó la suspensión de la referida “misa”.

Aún en los Estados Unidos, miembros de un grupo satánico presentaron el diseño de una estatua de Baphomet, ídolo pagano con cabeza de macho cabrío [la más conocida representación de Satanás], sentado en un trono de 2,13 metros de altura, destinado al Capitolio del Estado de Oklahoma. En el regazo del ídolo las personas se pueden sentar, “para la inspiración y la contemplación”, y en su maqueta la figura diabólica es flanqueada por dos niños que lo miran con veneración.

Los satanistas dijeron que el objeto de esa estatua es contraponerla a la placa con los Diez Mandamientos existente en el referido Capitolio.25

Pero recordemos que en setiembre de 2014, a pesar de las protestas de más de 200 mil personas, fue celebrada una “misa negra” en honor al demonio en el Centro Cívico de Oklahoma.

Los satanistas no desisten. El año 2015, programaron otra “misa negra” en el Music Hall de aquel mismo Centro, justamente para el día 15 de agosto, cuando la Iglesia Católica celebra la fiesta de la Asunción de María.27

La ideología satánica y anarquista se está revelando de tal manera, que algunas feministas norteamericanas favorables al aborto ya comenzaron a dar vivas al demonio“Heil Satan” [“Salve Satanás”] – en sus actuaciones.28

Otra manifestación de esa ideología proviene del After School Satan Club, organización que planea enseñar satanismo a los niños en las escuelas públicas.

A ese respecto, John Horvat, autor del best-seller Return to Order, declaró: “La revolución satánica está agrediendo el tejido moral de nuestra nación, adormeciendo nuestra cultura de horror al pecado y preparando el camino para las aberraciones más sórdidas. Por ejemplo, una ‘misa negra’ satánica fue realizada en Oklahoma City y una estatua de la Virgen María fue profanada frente a la antigua catedral de San José en la misma ciudad, en la víspera de Navidad”.

En otras naciones, el mismo plan diabólico

En Europa, bajo los Alpes suizos, fue inaugurado en junio de 2016 con bombos y platillos el túnel ferroviario más largo del mundo. Al acto inaugural asistieron importantes líderes mundiales.

En el controvertido show que se presentó, “durante varios minutos de la representación el macho cabrío, la más característica representación de Satanás, se adueña del escenario con una risa tétrica y es recibido con gestos de aparente reverencia y adoración”.

Para citar solo otro país, en Chile la violencia contra las imágenes y lugares de culto de la Iglesia Católica viene causando estupor, lo que no sucede sin una acción muy directa del demonio. Hace poco, encapuchados se mezclaron con los estudiantes en una manifestación, invadieron la iglesia de la Gratitud Nacional y robaron, entre otras cosas, un crucifijo grande, que fue diabólicamente destruido en la plaza de enfrente. De otro lado, en menos de dos años fueron atacadas o destruidas más de 14 iglesias, revelando un tipo de odio indisociable a la acción demoníaca.

En vista de todo ello, la necesidad de exorcismos

Al reunirse en Roma junto a 150 exorcistas italianos en un congreso nacional, el padre Francesco Bamonte afirma que enviaron una carta a todos los obispos de Italia y algunos de otros países, en la cual “hemos resaltado el agravamiento de la actual emergencia del ocultismo-satanismo y, por consiguiente, la necesidad de comprometerse en la formación de todos los sacerdotes y su preparación para un primer discernimiento de los distintos casos en relación con este fenómeno. También deseamos el nombramiento de un mayor número de exorcistas en la Iglesia y la promoción de su formación permanente”.

Algo muy incipiente comienza a ser hecho en ese sentido. El padre Gary Thomas afirma que “en los últimos años hay más sacerdotes que creen en la personificación del mal. Desde 2011 la Iglesia en Estados Unidos ha quintuplicado el número de los exorcistas conocidos, principalmente porque los obispos reciben muchísimas solicitudes de investigación de actividad demoníaca”.

“Resistidle firmes en la fe”

No podría ser más siniestro el panorama que tenemos ante nosotros. Por eso, oigamos la recomendación de San Pedro: “Sed sobrios, velad. Vuestro adversario, el diablo, como león rugiente, ronda buscando a quien devorar. Resistidle firmes en la fe” (1 Pe 5, 8).

Para librarnos de sus celadas, busquemos siempre el reino de Dios y su justicia, poniendo nuestro pensamiento, como aconseja San Pablo, en “todo lo que es verdadero, noble, justo, puro, amable, laudable, todo lo que es virtud o mérito” (Flp 4, 8). Solo así tendremos condiciones para alejar de nosotros a los demonios y atraer a los ángeles.

Sobre todo recurrir a Aquella que es el terror de los demonios

Pero, como afirma el padre Bamonte, en esta lucha contra el poder de las tinieblas no estamos solos, pues tenemos una aliada extraordinaria, la Santísima Virgen, pues “Tú sola has destruido todas las herejías en el mundo entero” (Pequeño Oficio de la Santísima Virgen). Así lo explica: “Durante nuestro ministerio como exorcistas, experimentamos a menudo que el rosario, bien rezado, es particularmente temido por el demonio. Una vez, mientras el demonio intentaba arrancar el rosario que había puesto alrededor del cuello de la persona a la que atormentaba, exclamó con rabia: ‘¡Quien se agarra a esta cadena no se perderá nunca!’”.

Recurramos, pues, a Aquella que es el terror de los demonios, para que nos proteja en esta lucha constante y desigual “contra los principados, contra las potestades, contra los dominadores de este mundo de tinieblas, contra los espíritus malignos del aire” (Ef 6, 12).

Fuente: tesorosdelafe­

Sugiera a otras personas que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Haga su comentario