HISTORIA EXTRAORDINARIA sobre el PADRE PÍO contada por el sacerdote Damaso di Sant´Elia

 

 

 

 

Varios pilotos de  la aviación británica y norteamericana, de varias nacionalidades y religiones diversas, que, durante la Segunda Guerra Mundial que estaban en la región de Bari para cumplir misiones en territorio italiano, fueron testigos de un hecho fuera de lo normal.

En sus misiones, algunos aviadores pasaron por la región de Gargano, cerca de San Giovanni Rotondo, y vieron un “monjeen el cielo que les prohibía lanzar bombas en el lugar.

En Foggia y en casi toda Apulia hubo bombardeos en varias ocasiones, pero, increíblemente, en la región de San Giovanni Rotondo (donde vivía el Padre Pio) no cayó jamás una bomba.

Testigo directo de ese hecho fue el general de la fuerza aérea italiana, Bernardo Rossini, que, en aquella época formaba parte del Comando de Unidad Aérea junto con las fuerzas aliadas.

El general Rossini me contó que, entre los militares, se hablaba de un “monje” que aparecía en el cielo y hacía que los aviones se retiraran.

Muchos reían, incrédulos de esas historias, pero, por causa de la repetición de los episodios, y siempre con diferentes pilotos, el general decidió intervenir personalmente: tomó el comando de una escuadrilla de bombarderos para destruir un depósito alemán de municiones que estaba justamente en San Giovanni Rotondo.

Todos estábamos extremadamente curiosos para saber el resultado de la operación.

Por eso, cuando la escuadrilla volvió, fuimos inmediatamente a ver al general, que, atónito contó que, al llegar al lugar, tanto él, como sus pilotos vieron en el cielo la figura del “monje” con los brazos levantados. Las bombas se desprendían de los aviones solas y caían en un bosque. Los aviones volvieron sin ninguna intervención de los pilotos.

Todos se preguntaban quién sería aquel “fantasma” a quien los aviones obedecían.

Al oír decir que en San Giovanni Rotondo había un fraile con estigmas considerado santo por la comunidad, el general pensó que tal vez fuese él el “monje” visto en el cielo y resolvió comprobar personalmente no bien pudiese.

Cuando terminó la guerra, acompañado de algunos pilotos, fue hasta el convento de los capuchinos y, al entrar en la sacristía vio un grupo de frailes entre los cuales reconoció inmediatamente aquél que había parado sus aviones.

El Padre Pio se aproximó y, poniendo la mano sobre su hombro, dijo:

“Entonces, ¿eras vos que nos querías matar a todos?

El general se arrodilló ante el Padre Pio, que le había hablado en el dialecto de Benevento. El general, sin embargo, estaba seguro de que el “monje” le había hablado en inglés.

Los dos se volvieron amigos y el general, que era protestante, se convirtió al catolicismo.

Fuente: adf

Sugiera a otras personas que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Haga su comentario