La producción en laboratorio del HOMBRE PERFECTAMENTE IGUALITARIO y el reinado de SATANÁS

 

El Instituto de Neurociencias de Shangai (China) procedió a clonar dos monos en una primera experiencia para aplicar la técnica en la producción de seres humanos teniendo en vista un futuro en que la Humanidad estaría compuesta por seres completamente iguales, programados según las conveniencias del Partido Comunista.

 

En el caso, el experimento fue hecho con monos de cola larga, que recibieron los nombres repetidos de Zhong Zhong y Hua Hua, por ser genéticamente idénticos. Los nombres significan, en mandarín, “nación” y “persona”, según la BBC.

Los científicos responsables publicaron su trabajo en la revista Cell, y alegaron tener en vista el estudio de enfermedades y el desarrollo de nuevos remedios. Entretanto, fueron blanco de la furia de instituciones que condenan experimentos de clonaje, según The Guardian de Londres.

Hasta una ONG, Persona para el Tratamiento Ético de los Animales (Peta), que milita en el extremismo ecologista divulgó un protesto clasificando el clonaje como una “ciencia Frankenstein“.

La ONG argumenta que 90% de esas tentativas resultan en fracasos. La oveja Dolly, pionera del método, en 1996, fue el único animal que sobrevivió hasta ser adulto después de 277 intentos. Pero fue abatida con pocos años porque fsufrió por una infección pulmonar incurable, probablemente resultado de un envejecimiento precoz.

Para producir Zhong Zhong y Hua Hua, fueron necesarios 127 óvulos. Directora del Centro de Estudios del Genoma Humano y del Instituto Nacional de Células Tronco en Enfermedades Genéticas (USP), Mayana Zatz resalta que animales clonados son más propensos a tener problemas en el sistema inmunológico.

Mayana cree que el clonaje podrá ser aplicado en seres humanos.

Hoy ya existen técnicas para manipulación de los genes, de modo que se puede elegir, por ejemplo, el color del pelo y de los ojos de una persona.

El profesor Robin Lovell-Badge, del Instituto Francis Crick, en Londres, afirma que la técnica usada para clonar Zhong Zhong y Hua Hua es “un procedimiento muy ineficiente y peligroso“.

Entretanto, el comunismo chino está marcado a fuego por las enseñanzas fanáticamente igualitarias de su fundador Mao Tsé Tung. Él llegó a afirmar que en el momento en que China pueda dar el salto para conquistar el mundo, no deberá dudar en sacrificar 300 millones de personas.

La utopía marxista de la perfecta igualdad entre los hombres va al encuentro de la experiencias de clonaje humana para establecer la tiranía sobre masas inmensas de esclavos en que será transformada la humanidad con el pleno llevar a cabo los ideales socialistas de Karl Marx.

Y eso con el apoyo del comuno-progresismo ebrio de “Teología de la Liberación” que conmemorará la igualación universal como siendo el reino de la Justicia.

Sólo que ese no será el Reino de Nuestro Señor Jesucristo, sino el de Satanás.

Fuente: lumenrationis

 

Convide a sus parientes y conocidos a que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

 

Haga su comentario