OBISPOS CISMÁTICOS CHINOS serviles al GOBIERNO COMUNISTA

Tres obispos cismáticos chinos que también son diputados por el Partido Comunista, participaron del XIII Congreso Nacional del Pueblo (NPC), que en marzo de 2017 aprobó 21 enmiendas de la Constitución china y agregó en el Preámbulo el “Pensamiento de Xi Jinping”, notició Infocatolica.

La enmienda más significativa en la historia del comunismo chino es la quinta, denominada sanweiyti (tres cargos en una sola persona),. Eqsa unificó los tres máximos poderes en la persona de Xi Jinping: Secretario General del Partido, Jefe de Estado y Presidente de la Comisión Militar Central.

Y todo eso sin fijar límites de tiempo en ningún caso. Xi será líder máximo por toda la vida.

Las intenciones de voto son desconocidas, pero ay de aquél que vote desafiando al jefe supremo. La simple presencia de los tres obispo excomulgados implica en un voto positivo a la peor dictadura de China.

El primer obispo José Huang Bingzhang fue excomulgado públicamente pos la Santa Sede en 2011. Fue designado por el gobierno para apoderarse de la diócesis de Sanhtou.

Fue en su favor que la Santa Sede pidió al obispo ordinario legítimo de la diócesis, Mons. Zhuang Jianjua, que renunciase.

El segundo es Guo Jincai, “obispo de Chengd”e, ordenado ilegítimamente, sin mandato papal, en 2010. Cuando fue consagrado sacrílegamente, el Vaticano informó que no existía la diócesis de Chengde.

Guo fue hecho secretario general de la Conferencia Episcopal China – conferencia ficticia creada y controlada por el gobierno comunista. Ésta espera que la Santa Sede lo reconozca como “legal” y oficialice la “diócesis de Chengde”, por causa del acuerdo que el marxismo tiene en vista firmar con el Vaticano.

El tercer obispo ilícito es Fang Jianping, ordenado en el año 2000, pero después perdonado por la Santa Sede. Pero muchos católicos chinos criticaron ese perdón porque Fang no dio ninguna señal de remordimiento o enmienda de vida.

Fang participó en tres ordenaciones episcopales sacrílegas como consagrante o como con-celebrante. También fue premiado con la vicepresidencia de “Conferencia Episcopal” del Partido Comunista.

Durante la XIII asamblea, periodistas le preguntaron a Fang si los católicos chinos debían apoyar a Xi Jinping. Él respondió que “naturalmente, sí”, subrayando que “la ciudadanía debe estar antes que la religión o el credo”.

Interrogado aún sobre qué es más importante, Dios o el Partido comunista, declaró parafraseando mentirosamente la enseñanza evangélica que “lo que es de Dios pertenece a Dios, y lo que es del país, al país”.

La sumisión vil plena a la dictadura comunista de parte de ese obispo cismático está en la línea del pensamiento de Monseñor Sánchez Sorondo, Presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias, comentó AsiaNews.

De hecho, ese promovido prelado vaticano exhibió un entusiasmo falso y descontrolado por el comunismo chino en declaraciones que pasarán a la Historia.

Ante la conducta de esos obispos, un eventual acuerdo entre la dictadura comunista china y la Santa Sede se presenta como un profundo escándalo para una multitud de fieles de todo el mundo, concluyó la agencia del Instituto Pontificio de las Misiones en el Exterior.

Fuete: pesadelochines

Sugiera a otras personas que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Haga su comentario