¿Pensó alguna vez en los perjuicios que los videojuegos pueden traerle a sus hijos?

La Sra. Elizabeth Woolley – norteamericana fundadora del On line Gamers Anonymous (Jugadores anónimos online) alerta a los padres sobre el peligroso mundo de la internet y de los videojuegos, que puede viciar a sus hijos.

Ella propia sufrió con su hijo, que se vició en un juego llamado Everquest. En tres meses dejó el empleo y pasaba toda la noche levantado jugando en el computador. Un año y medio después se suicidó.

La señora Eizabeth insiste en informar que los juegos de internet pueden asumir el control de la vida de las personas, igual que el alcohol y las drogas. Algunos jugadores afirman que una persona puede viciarse en menos de 24 horas.

Pesquisas muestran que esos juegos afectan a los niños, perjudicando su normal crecimiento y su desempeño social. La señora afirma que es necesario garantizar una vida equilibrada a los hijos. No pueden ser criados con base en una sola actividad, pues tendrán problemas.

Aun cuando el niño proteste y quiera seguir jugando, la misión de los padres es decir “no”, y guiarlos para otras actividades que no sean solamente estar sentados frente a un computador. Si el niño dice que no quiere dejar el juego, es necesario ponerle límites.

Cualquier persona puede viciarse. Ciertas universidades confiesan que el videojuego es responsable por un gran porcentaje de abandonos, y averiguan si los candidatos están viciados en juegos, antes de concederles becas,.

Uno de los peligros mayores es la facilidad de obtener en el juego una sensación de valor y realización. Si la persona no obtiene el resultado, empieza de nuevo hasta conseguirlo.

Pero la vida real no es así, no es tan fácil, y con frecuencia no se tiene otra oportunidad. Es necesario que los niños aprendan a hacer frente a los buenos y malos momentos. Permitir a los niños que usen los juegos para huir de la vida real no les va a enseñar a enfrentarla.

Los padres imaginan que los juegos de internet son seguros por ser dentro de casa. Pero no son. Esos juegos pueden tener material sexual explícito, uso de drogas, lenguaje inmoral, violencia. Los pedófilos están siempre imaginando medios de conectarse con niños en la internet a través de juegos. 

Fuente: Blog da Familia (Portugués)


Haga su comentario