SEVERÍSIMA CENSURA de Nuestro Señor Jesucristo a los SACERDOTES IMPUROS, comunicada a la gran Santa Catalina de Siena, y que se aplica a los días de HOY

Nuestro Señor Jesucristo dijo a Santa Catalina de Siena, en el siglo XIV, palabras que son de gran actualidad:

«Hija mía, al comulgar, exijo de ti y de los sacerdotes toda la pureza que es posible en esta vida (…), sobre todo de los ministros.

Pero ellos hacen exactamente lo contrario. Están completamente inmundos.

Y lo peor es que no se trata apenas de la flaqueza natural, que la razón puede dominar cuando la voluntad lo quiere.

Esos infelices, no solamente no refrenan esa tendencia, sino que hacen algo mucho peor y caen en el vicio contra la naturaleza [es decir, en la homosexualidad]. Son ciegos y estúpidos y su inteligencia obnubilada no percibe la bajeza en que viven. (…)

Ese pecado no desagrada solamente a mí. Es insoportable a los propios demonios, que son tenidos como patrones por esos infelices ministros. Los demonios no toleran ese pecado. No porque desean la virtud, sino por su origen angélica, se rehúsan a ver tan hediondo vicio.

Ellos lanzan las flechas envenenadas de la concupiscencia, pero se dan uelta en el momento en que el pecado es cometido«

Fuente: ipco

Sugiera a otras personas que acompañen este blog Familia Uruguaya Cristiana. Envíeles el link del blog: http://familiauruguayacristiana.com.uy

Contáctenos

Haga su comentario